• Por Antonio Méndez

holy-modal-rounders-albums-1967Crítica

En la época psicodélica el grupo de Nueva York, The Holy Modal Rounders, publicó en ESP este disco titulado “Indian War Whoop”.

Holy Modal Rounders giraba en torno a dos componentes, Peter Stampfel y Steve Weber, quienes recibieron colaboraciones de otros músicos y vocalistas.
En este LP participó gente como el teclista Lee Crabtree y el batería y futuro actor Sam Shepard.
Su música se inspira tanto en el folk tradicional como en la vanguardia y la lisergia del momento.
No les faltaba sentido del humor.

La apertura del LP es “Jimmy And Crash Survey The Universe”, intro acid rock con sonidos grabados al revés.
Más tarde suena “Indian War Whoop”, freak acid folk con gritos en plan danza de la lluvia y maltrato al violín. Hacen gárgaras, ladran y se utiliza el falsete. Entre la ambición y la tontería.

holy-modal-rounders-critica-review-indian-war-whoop“Sweet Apple” es un corte psicofolk con toques jazz a lo Frank Zappa.

“Soldier’s Joy” mezcla el folk y el bluegrass basándose en una tonada de baile de fiesta campestre del siglo XIX sobre la Guerra Civil estadounidense.

“Cocaine Blues” adapta a Luke Jordan en un rítmico country folk.

“Sky Divers” es una canción original de Weber con una voz que recuerda al joven Neil Young. Es un tema dramático, casi progresivo, con urgencia en órgano y violín. Se encuentra entre lo más interesante del álbum.

“The Second-Hand Watch” es una pieza ácida experimental y paranoica.

“Radar Blues”, original de Michael Hurley, crea un freak folk a lo Fugs con aullidos tipo lobo en busca de hembra en celo.

Stampfel/Weber firman “The I. W. W. Song”, canción para una animosa fiesta hippie, y Stampfel con Antonia Duren escribe “Football Blues”, sarcasmo folk con órgano que es lo mejor del LP.




Retoman los sonidos tradicionales en “Bay Rum Blues”, piratas folkies de campo con lingotazos de ron y armonías de dibujo animado.

Vuelven a la escritura de Michael Hurley para cerrar con “Morning Glory”, corto tema con intro a capela.

No está nada mal este álbum freak folk al estilo de los citados Fugs.