• Por Javier Platas

the kink kontroversy kinks albumCrítica

Este subestimado álbum de los Kinks está compuesto por brillantes composiciones que muestran la madurez como músico y letrista que Ray Davies estaba alcanzando por aquellas fechas.

Sólo “Milk Cow Blues”, original del bluesman Sleepy John Estes, y “I Am Free”, canción escrita bajo inspiración de Bob Dylan por Dave Davies, se escapan del dominio compositivo de Ray, quien añade a su escritura pop-rock tenues pinceladas de soul en “The World Keeps Going Round” y “When I See That Girl Of Mine”, de rhythm’n’blues en “Gotta Get The First Plane Home” y de ritmos calypso en “I’m On An Island”.

El vibrante single “Till The End Of The Day” recuerda en su estructura a los éxitos anteriores “You Really Got Me” y “All Day And All Of The Night” y títulos como la balada acústica “Ring The Bells”, “Where Have All The Good Times Gone” o “You Can’t Win” podrían por su calidad estar incluidas entre sus mejores obras del período 60’s.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Kinks