• Por AlohaCriticón

Segundo disco grande de The Mary Onettes, un conjunto sueco pop de arreglos sofisticados, elegantes, tonos melancólicos, nostálgicos, etéreos, voces barítonas con reverb, guitarras jangle y resonancias del pop-rock atmósferico, melodramático, reflexivo, sombrío y épico de los 80, tipo Echo & The Bunnymen, Talk Talk, The Cure o Inmmaculate Fools.

“Puzzles”, la canción que abre el disco, es un ejemplo claro de su deuda con los grupos citados de la new wave y el post-punk británico, en especial con Echo & The Bunnymen. Delicadas voces y arreglos con notable carga emocional en un escenario nocturno con el cantante evocando la extrañeza que siente por dentro y la esperanza de hacer algo bueno este año.

Guitarras jangle y contextos de ensueño en “Dare”, un corte con sutiles sintetizadores simulando violines. Laxo, elegante, melancólico, sutil y escuchable en su cruce entre A-Ha y los citados Echo & The Bunnymen.

“Once I Was Pretty” es un medio tiempo pop-rock con arreglos de cuerdas que redunda sin demasiada excitación su concepto de pop taciturno y sofisficado con resonancias 80’s, en este caso con trazos de los Cure.

La balada “Cry For Love” es una intrascedente pieza con pretensiones épicas en donde se combinan sintetizadores y guitarras acústicas, mientras que “The Disappearance Of My Youth”, tratamiento nostálgico sobre el paso del tiempo, es otro tema, bastante aburrido, que recuerda a la banda de Robert Smith.

Luminoso pop con repiques guitarreros en “God Knows I Had Plans” y sonidos más oscuros en “Symmetry”, uno de los mejores temas del disco con un incisivo rif y una sección rítmica más dinámica que en piezas previas sin perder tacto melódico y alcance emocional en su expresión vocal.

“Century” es la canción con mayor resonancia post-punk mientras que “Whatever Saves Me” vuelve a hacer sonar una guitarra acústica como base instrumental de una balada de oír y olvidar. Se vuelve ya un tanto monótona y relamida la voz de este cantante a estas alturas de disco.

El álbum se cierra con “Bricks”, otro corte lento y melancólico con soporífera mezcla de voz afectada con eco, sutiles sintetizadores y sonidos acústicos.

Ir a la biografía de The Mary Onettes

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:4    Promedio:3.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar