• Por Javier Platas

Este grupo de Liverpool especializado en cálidas baladas y medios tiempos beat de fuerte amarre emocional como “I Think Of You”, “Wishin’ and Hopin'”, “It’s Love That Really Counts”, Don’t Turn Around” o “Don’t Let It Happen To Us” epitomiza bien el sonido procedente de las orillas del río Mersey con sus cuidadas melodías, sonidos cristalinos y magníficas armonías vocales para piezas de poco más de dos minutos de duración.

En este apañado pero incompleto recopilatorio presentan sus singles más unos cuantos temas incluidos en sus EPs y LP, como versiones de clásicos como “Long Tall Sally” o “Hello Young Lovers”.

Los singles de los Merseybeats se aposentaban en baladas o medios tiempos de pulcra presentación y agradable audición, con preponderacia por sonoridades de carácter acústico. Sus caras b resultan más enérgicas y rítmicas, como las soberbias “Really Mistified” y “Milkman”, dos joyas pop en las caras b de “Don’t Turn Around” y “Wishin’ and Hopin'” escritas por el vocalista líder y guitarra Tony Crane y el bajista Johnny Gustafson.

Otro de los momentos cumbre del disco es la escucha de su último single (antes de transmutarse en The Merseys), la admirable “I Stand Acused”, un enérgico tema firmado por Tony Colton, que fue grabado originariamente por el propio Colton junto a sus The Big Boss Band, aunque de forma muy diferente a esta excepcional revisión de los Merseybeats, en la que suena el clavicordio de Nicky Hopkins y un gong tocado por el mismísimo Keith Moon. Los Who y los Merseybeats eran íntimos amigos pues compartían el mismo mánager, Kit Lambert.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Merseybeats

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:3    Promedio:3.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar