• Por AlohaCriticón

El tercer disco grande de los Mockers, “The lonesome death of electric campfire” (2005), álbum producido por su nuevo guitarra líder Robbie Rist (con algunos cortes de Mitch Easter), contiene, y para bien, lo de siempre en este grupo norteamericano, power pop sin sorpresas, que tanto debe a los Beatles o a los Who como a los Raspberries o a The Knack, con textos, melodías y armonías vocales que no pasarán a la historia por su singularidad pero que seguramente hagan pasar un rato agradable a los amantes del pop de guitarras de tono optimista, instantáneo y sin pretensiones.

“Real enough for me” es uno de los mejores cortes del LP. Bubblegum power-pop que parece amalgamar a los Raspberries, los Beatles y los Ramones, “ti ti ti ti” a lo Who y guitarras potentes con una intensa sección rítmica y un texto en el cual se manifiesta la felicidad de tener al lado a una mujer que conoció un viernes por la noche cuando estaba de jarana.

En la pieza agarajeada “Doin’ time”, con fornido pulso guitarrero hard y coros a lo Zombies, establecen una crítica social en la cual se diatriba por el agobio del estrés laboral que comprime nuestra existencia, ubicada en un horario estricto en el cual solamente nos alivia el desfogue sexual de final del día.

Está cantada con convicción por su compositor Tony Leventhal, en un disco dominado por la escritura del otro hacedor de canciones de la banda, Seth Gordon, quien suele exhibir una voz más dulce y un lado más pop, como en “Something New”, sencilla pieza melódica de repique guitarrero, buenas voces y piano, producida por Easter, presenta influencia de los Beatles y una temática que parece rebotar en el anterior asunto.

“Straight in the eyes” desarrolla un ritmo frenético, con importante uso del viento y percusión tribal en una mezcla entre el power pop de The Knack y el festivo jangle pop 80’s de los Housemartins. El tono es saleroso pero la letra resulta quejosa sobre una novia mentirosilla que no puede mirarle a la cara.

“You can call me”, medio tiempo con fondo de distorsión, armónica y estupendas armonías, es un folk-rock/jangle pop byrdsiano. La letra parece una viñeta posterior al “Straight in the eyes”, pidiendo el narrador a su pareja que cuando lo piense y se dé cuenta de sus errores, que le llame, que él solito no es el culpable de la mierda en que se ha convertido su relación. ¡Qué se va a creer la moza!

“Mola, Guay, Ok” es otro tema producido por Mitch Easter. Power pop musculado con mixtura de los Who, Cheap Trick y The Knack. En la letra, bastante coñera, ponen de manifiesto su cariño hacia España pero, claro, cargándose de tópicos. Playa por el día, marcha por la noche y se toma para refrescarse una Mahou. Tiene gracia cuando dicen que por su castellano lo confunde con uno de Valladolid ya que se sabe frases hechas y cuando pierde el hilo de la conversación dice “Mola, Guay, Ok”. Es decir que si le llaman gilipollas, o cosas peores, dice que “Mola, Guay, OK”. No, hombre, no, hay que mejorar ese lenguaje…

“Little girl blue” es otro jangle pop a lo Byrds con una preciosa melodía a lo Beatles, ¡cuánto le debe el power pop, y el rock en general, a la rickenbacker de Roger (Jim) McGuinn!

“The emperor strikes again” es el tema que incluyeron previamente en un homenaje a Los Nikis con una versión del “Imperio Contraataca” empleada como un feroz ataque a la política neoimperialista de George W. Bush (“proclaiming yourself the new Napoleon, Cowboy George in his throne”).

“(Stuck in) New York in the Summertime” es un tema acústico folkie de tono melancólico, mientras que “Bullets and babies” es una corta píldora power pop beatleiano de espíritu bubblegum Kasenetz/Katz con preciosismo en las voces.

Los Beatles son de nuevo la inspiración de “Willoughby Station”, medio tiempo con un magnífico estribillo, empleo de voces y suntuosos arreglos de viento, expresión agridulce y aliento épico.

El disco termina con “A girl I’ve never met”, dulce balada romántica con ecos de Paul McCartney & Wings.

Ir a la biografía de los Mockers

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:2    Promedio:4.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar