• Por Javier Platas

the-move-looking-on-album-criticaTercer álbum de estudio de los británicos The Move y primero en contar con la presencia de Jeff Lynne como miembro del grupo tras sustituir a Carl Wayne.

Estamos ante un disco extraordinario, una obra maestra de ecléctica sonoridad producida al alimón por Roy Wood y Jeff Lynne que se anticipa de algún modo en sus desarrollos más progresivos con influencias de la música clásica y del jazz a lo que muy poco tiempo después Lynne y Wood plasmarían en el primer trabajo de su siguiente proyecto: la Electric Light Orchestra.

Roy Wood, además de vocalista y compositor, ejerce también de hombre orquesta tocando multitud de instrumentos como guitarras, banjo, cello, saxos, oboe o sitar. Mientras que Jeff Lynne al margen de cantar sus propias composiciones también se encarga del piano, guitarras y percusión.

Se inaugura el disco con el temazo homónimo, “Looking On”, un grandioso comienzo compuesto por Wood que aúna sonidos blues, hard-rock y de rock progresivo en un equilibrio ciertamente admirable.

Roy Wood también escribe y canta “Turkish Tram Conductor Blues”, fenomenal blues-rock ejecutado con la maestría de unos músicos de primer orden y en el que sobresale una vibrante interacción guitarrera.

La primera y mejor de las dos aportaciones como compositor de Jeff Lynne a este trabajo es “What?”, sublime pieza con un magnífico desarrollo lleno de ricos matices y texturas diferentes en el que afloran en todo su esplendor el talento y sensibilidad como autor del futuro líder de la ELO.

the-move-jeff-lynne-roy-wood-foto

Volvemos a un sonido más primitivo y rocoso con “When Alice Comes Back To The Farm”, otro gran tema blues-rock de Roy Wood que precede al momento más extravagante del disco: “Open Up Said The World At The Door”, una llamativa creación de rock progresivo escrita por Lynne y cantada a dúo en falsete por Wood y el propio Lynne. Presenta de nuevo una gran riqueza instrumental (piano, sitar, oboe…) además de diversas variantes en su compleja estructura.

Mientras Jeff Lynne parecía decantarse en sus composiciones por un estilo más cercano al prog-rock, Roy Wood mostró en este álbum un mayor apego al rock más primario y básico de raíces blues como vuelve a evidenciar en “Brontosaurus”, un contundente tema que se inicia con un tempo más pesado y pausado, casi a lo Black Sabbath, para acabar con un dinámico ritmo lleno de brío que los emparenta más con Little Richard y el rock n’ roll de los 50.

Con una introducción de batería interpretada por Lynne da comienzo “Feel Too Good”, última canción de este magistral disco y que no es más que otro sensacional corte compuesto por Roy Wood en el que hacen gala una vez más de su indudable calidad y versatilidad como instrumentistas. Podemos escuchar también las voces femeninas de Doris Troy y P. P. Arnold aportando ese agradecido regusto soul a una épica pieza finalizada con una coda en la que hacen un guiño a la música doo-wop.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Move

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar