• Por Antonio Méndez

the pains of being pure at heart days of abandon cover portada discoCrítica

Andy Savours, ingeniero de sonido de los Sigur Ros, colaboró como productor con The Pains Of Being Pure At Heart en su tercer álbum, “Days Of Abandon”, disco con bajas en la formación, ya que la vocalista y teclista Peggy Wang ya no se encontraba en el grupo en la grabación al igual que el guitarrista Christopher Hochheim. Lo que permanece es su sonido, pop melódico, dulzón, luminoso, con resonancias dream pop, jangle pop y puntual noise pop, que no se desliga de sus anteriores entregas iniciadas por el estimable debut homónimo del año 2009 y continuadas con “Belong” (2011).

Los mayores defectos de los neoyorquinos son su evolución formulista y la redundancia de textos sobre desamor en tono nostálgico, como los encontrados en la balada “Art Smock”, lamento de Kip Berman por haber perdido a su novia… No estás aquí, te has ido con otro… Este corte lo podrían interpretar los Death Cab For Cutie.

“Simple And Sure” es un radiante jangle pop con dulce expresión de Berman, quien desea enamorarse pero estando seguro de ello… Nunca he encontrado a alguien tan divertido como tú… La melodía es agradable con su habitual buen uso de armonías vocales.

Jen Gome, componente de rasgos orientales (al igual que la ausente Peggy Wang) del conjunto A Sunny Day In Glasgow, canta “Kelly”, inofensivo soft pop con alegre ritmo Motown.

Recuerdo melancólico de un antiguo amor… I lost forever in a day, and still I’ve never felt the same, so are you happy where you are?… en “Beautiful You”, pop sofisticado de excesiva longitud con un estupendo riff en un cruce entre los Simple Minds y Prefab Sprout.

“Coral And Gold” es una balada con destacados arreglos vocales y guitarra repicante que incrementa el tempo en el estribillo con rasgos noise pop. Del montón.

Kip se inspira en la mitología griega en “Eurydice”, memoria romántica con la rutina escuchable de su composición pop, y no desea ser liberado en “Masokissed”, masoquismo de pose con juguetonas guitarras en plan jangle pop 80’s tipo Housemartins o The Smiths.

“Until The Sun Exploded” es un noise pop demasiado parecido al “Boys Don’t Cry” de The Cure, “Life After Life”, con Jen Goma de nuevo cantando, es un medio tiempo a lo Belle & Sebastian con arreglos de viento y la vocalista echando de menos a un tal Christian en proceso ridículo de redención, y “The Asp At My Chest”, metáfora de adicción amorosa peligrosa, venenosa, cierra con una épica semi-orquestal de escaso atractivo.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de The Pains Of Being Pure At Heart

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:8    Promedio:3.4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar