• Por Antonio Méndez

the-posies-amazing-disgrace-album-criticaCrítica

Con su fichaje por la poderosa Geffen y la grabación en los inicios de los años 90 de discos tan meritorios como “Dear 23”, “Frosting On The Beater” y este “Amazing Disgrace”, los Posies de Ken Stringfellow y Jon Auer debieron convertirse en estrellas mundiales. Hay poca gente con tanto talento para la creación melódica y para combinar de forma tan magistral sus voces. Encima sus textos van más allá del tópico y la rima fácil. El éxito masivo no llegó, y Jon y Auer legaron para la posteridad tres grandes LPs de power pop.

El subestimado “Amazing Disgrace” está marcado por las diferencias personales (que llevaron a la momentánea ruptura poco tiempo después) y la repulsión del dúo al acomodo y exigencias de la industria. Los sentimientos son amargos, agridulces, melancólicos, en ocasiones combativos. Su primer sonido, tan Beatles, tan Hollies, tan Big Star, se ensucia con la contemporaneidad grunge ya vista previamente en “Frosting On The Beater”, con distorsión, fuzz…

Auer abre con “Daily Mutilation”… una mutilación diaria no es suficiente, no sale el agua, las tuberías están congeladas… Exultante power pop con influencias noise. Un sonido entre Big Star y los Pixies.

Jon y Ken se alternan las canciones en casi todo el álbum. De Stringfellow es “Ontario”, un corte más limpio en su inicio que el anterior… pájaros negros vuelan, ¿qué más da?… ¿por qué quieres ir a Ontario?, porque suena bien en la radio… Pop ligero de huida, intensificado en el clímax con agresividad en la voz y una creciente fuerza instrumental.

the-posies-album-review-amazing-disgrace… recuerdo no dar mensajes sangrientos, no quiero pensar, no quiero sentir… “Throwaway” es una maravilla power pop de Jon Auer, mezcla acústica en medio tiempo con huellas de dos de sus máximas influencias: Big Star y Cheap Trick.

“Please Return It”, power pop sobre muro guitarrero… si hay un lado positivo, devuélvemelo… Como siempre, el uso de armonías es magnífico.

Robin Zander y Rick Nielsen, de Cheap Trick, colaboran con los Posies en “Hate Song”, tema de Jon Auer con guiños en el texto a los Beatles y con claves sensitivas del disco, la urgencia, la ansiedad en las emociones. En este tema, con influencias power pop y garajeras, destaca el trabajo de percusión de Brian Young.

Una de las canciones más bonitas de “Amazing Disgrace” es “Precious Moments”, gran balada de Stringfellow con toques de épica orquestal y un tono triste… la vida solo empeora… no malgastes tu tiempo, no puedo escucharte.

La dulce voz de Auer en una de las melodías más pegadizas del disco: “Fight It (If You Want)”, tema luminoso con juegos vocales. Delicia pop que le lleva a sus tiempos estilo Hollies o Zombies.

Ken Stringfellow se muestra agrio en “Everybody Is a Fucking Liar”, aquí no hay nadie en quien confiar… directo, sin metáforas.

Atempera el sonido y el mensaje Auer con “World”, tema lento lleno de clase… eres el mundo, eres lo único auténtico… con una gran interpretación vocal de Jon en mezcla de melodía y distorsión.

Homenaje al trío Husker Du por parte de Stringfellow en “Grant Hart” (Grant Hart era un miembro de Husker Du), potente punk pop a lo Green Day en el que Ken habla de su influencia… niños nerviosos haciendo millones: se lo debéis todo a ellos…

Auer se pone experimental en “Broken Record”, noise de disco rayado, obsesivo; demasiado repetitivo.

El tramo final del LP está muy calmadito, dos de Stringfellow y una de Auer, las tres muy deudoras de las armonías y melodías 60s, Hollies, Beatles, y del pop 70s de Big Star…. “The Certainty” es desnuda, con toques folk; “Song#1”, ruptura y esperanza en una balada notable; y “Will You Ever Ease Your Mind”, Jon Auer al estilo de los Hollies del pop psicodélico de “Butterfly”. Agridulce, aliviado.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Posies

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar