• Por Antonio Méndez

psychedelic-furs-made-of-rain-albumsCrítica

Casi veinte años después de su última entrega discográfica, los británicos Psychedelic Furs, con Robert Butler al frente, volvieron a la actualidad para prorrogar sus densos y atmosféricos sonidos post-punk/new wave, con dosis de psicodelia y gusto por el reverb, el delay, de los años 80 y 90, en “Made Of Rain”, un álbum que les vinculó con el productor Richard Fortus.

… soy el niño que inventó el rock… canta Robert en “The Boy That Invented Rock & Roll”, típica canción de este grupo londinense en tempo lento, tono oscuro y poético, con guitarras en plan zumbido, sintetizadores, percusión lacerante, saxofón… imágenes sombrías… vuelo de cuervos, mi corazón de insecto, oscuridad sin Dios, dolor inútil.




psychedelic-furs-made-of-rain-review-fotosEn “Don’t Believe” se muestran escépticos dentro del topicazo del descreído con ganas de airear tal descreimiento… no creo, no creo en nada… en una pieza atmosférica con ritmo sincopado y estribillo pegadizo.

“You’ll Be Mine” posee un aire oriental en una especie de folk lisérgico con ecos de la viola de John Cale con la Velvet Underground.

Robert Butler cogió el tren equivocado, las pastillas equivocadas, fue a la ciudad equivocada, en “Wrong Train”, balada con interpretación apasionada, dramática, ampulosa. Similar a lo que hacían, hacen Suede.




Es la balada “This’ll Never Be Like Love” un melodrama post-punk con aporte de viento.
Pesar de crooner abatido con suficiente intensidad.

“Ash Wednesday” parece continuar en concepto la pieza previa, mismo tono, y arreglos que tanto se ubican, con fondo de oscuridad post-punk, en el jazz y en la lisergia.

“Come All Ye Faithful”… venid los creyentes, los fieles, poner luz sobre mí…
Lento art rock que incrementa el tempo a mitad de pieza. Como si colaborase Tom Waits con Trent Reznor.




En “No-One” crean un melódico post-punk sin perder oscuridad rememorando sus inicios en paridad con las grabaciones de The Cure.

“Tiny Hands”, balada con piano y toques light barrocos, termina aburriendo.
“Hide The Medicine”, otra balada escuchable, trata el consumo doméstico de drogas, una adicción, una pareja hermosa a ojos de los padres… con rasgueos acústicos, reverb eléctrico, estribillo con coros… esconde el fármaco a los niños.




“Turn Your Back On Me” es un corte de ruptura romántica de fácil escucha, un dream pop melódico a lo Keane o Travis.
Buen tema.

Estrellas apagadas. Serpientes. Lunas a través de los árboles.
Mucha imaginería natural en un notable texto lírico cantado en “Stars”, días de recuerdo con ecos new wave en elegante y atmosférico pop… Roxy Music, Japan… y crescendo que acentúa el estilo emocional.
Vuelo de estorninos.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:0    Promedio:0/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar