• Por Javier Platas

the rolling stones beggars banquet review critica album disco fotos images pictures

Tras un breve periodo de confusión en el que editaron el álbum “Their Satanic Majesties Request” como respuesta fallida (a pesar de tratarse de un buen trabajo) al “Sgt. Pepper’s” de los Beatles, el siguiente disco grande de los Rolling Stones significó un esencial y brillante regreso a sus orígenes musicales con un banquete de mendigos (Beggar’s Banquet) en un menú alejado de experimentaciones psicodélicas.

El grupo londinense recuperó en este álbum el sabor más afín a la banda en su registro de una sobresaliente colección de temas de consistencia rock, sonidos acústicos y alma blues, contenidas en un disco con retrete de mala muerte (aunque por lo menos tiene rollo de papel higiénico) en donde se manifiesta en una pintada que el sueño de Bob Dylan es tirar de la cisterna.Una de sus mejores y más populares canciones, “Sympathy For The Devil”, corte que amalgama con admirable equilibrio diferentes sonoridades (incluida la samba), es el espectacular punto de arranque de una sucesión de impetuosas, acérbicas, turbulentas e insurrectas piezas maestras.

En “No Expectations” muestran un talante desesperanzado con el malogrado Brian Jones ejecutando una slide guitar, al igual que hace en la fantástica y subestimada “Jig-Saw Puzzle”.

Aportan su punto de vista sobre la efervescencia de la época y la consecuente violencia libertaria en la punzante “Street fighting man”, mientras que su particular sentido del humor aflora en “Dear Doctor”, uno de sus primeros coqueteos con el country-rock.

En “Stray Cat Blues” hablan de la relación con una quinceañera de ávidos deseos sexuales.

“Parachute Woman” evidencia su natural y constante apego al blues con un retorno a la materia carnal.

El broche de oro a esta magistral demostración de talento musical lo pone el rock con espíritu gospel de “Salt Of The Earth”, pieza con comentario social que junto a “Sympathy For The Devil” es el tema más logrado de “Beggars Banquet”, una obra magna producida por el indispensable Jimmy Miller que debuta aquí con los Stones y que prosiguió sus andanzas con el quinteto grabando sus Lps más contundentes.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de los Rolling Stones