• Por Javier Platas

Los Rolling Stones rozando la mediocridad. Sólo con el posterior y también olvidable “Dirty Work” llegaron a un nivel tan bajo. Y es que la falta de ideas y la ausencia de suficiente buen material por aquellas primeros ochenta era verdaderamente alarmante. Eso sí, sus siempre arrolladores y espectaculares directos seguían brillando a la altura de la gran banda londinense.

Con la excepción de cuatro destacables cortes: “Wanna hold you” (con voz de Keith Richards), “Too much blood”, un correcto tema de bailables texturas funky, “Too tough” y la excepcional “She was hot”, sin duda lo mejor del disco, lo demás son canciones insustanciales en los que muy poco resulta aprovechable.

Sirvan como ejemplo flojísimas piezas como “Tie you up (the pain of love)”, “Feel on baby”, “Pretty beat up”, “It musa be hell” o la misma “Undercover of the night”, donde arremetían contra la dictadura en el país argentino.

“Undercover” es un pobre trabajo que muestra a toda una institución del rock en uno de sus momentos menos afortunados.

Ir a la biografía de los Rolling Stones

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:41    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar