• Por Javier Platas

Crítica

En una época en la que la psicodelia y la experimentación con nuevos sonidos estaban tan en boga, con discos imprescindibles de los grandes nombres de la historia del rock, los Small Faces no quisieron ser menos y sorprendieron con este trabajo publicado en el sello Immediate de Andrew Oldham, el exproductor y mánager de los Rolling Stones.

El LP está constituido por espléndidas canciones lisérgicas como “Long Agos And Worlds Apart”, escrita por el teclista Ian McLagan, la deslumbrante “Happines Stan”, “The Hungry Intruder” o “The Journey”.

En el álbum hallamos hermosas piezas instrumentales que indican su grandeza como músicos, como la homónima del disco y el absorbente final de “Rene”.

También incluyen un ligero regreso a la primera etapa de raíces Decca-R&B con “Rollin’ Over”, y una serie de pulidos diamantes psicodélicos, como “Afterglow”, “Song Of A Baker”, la clásica “Lazy Sunday” o “Mad John”. Son diferentes pasajes de “Ogden’s Nut Gone Flake”, un LP conceptual con una preciosa portada obra de P. Brown que sigue los pasos de un personaje llamado Happiness Stam en busca del lado oscuro de la luna con el aporte narrativo en la segunda cara de Stanley Unwin.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Small Faces

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:17    Promedio:4.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar