• Por Antonio Méndez

Crítica

Tercer disco grande de los Strokes, un combo neoyorquino fuertemente inspirado por la escena punk de los 70 de su ciudad natal, en especial los sonidos angulares de Television, con las interacciones guitarreras de Tom Verlaine y Richard Lloyd en primer plano, sin olvidar los ejercicios art-pop-punk de la Velvet Underground en la parte final de los 60, los Doors de Jim Morrison, o la new wave de finales de los 70 y comienzos de los 80.

Todo ello filtrado por reflexiones juveniles en lavabo de niños pijos “malpeinados”, evasiones mentales varias, congojas sentimentales, y una voz pedante-cargante en algunos tramos discordantes con el ruidismo guitarrero post-punk y los ritmos neoueveros.

De lo mejor del disco es su apertura, “You Only Live Once”, con las guitarras descocadas, riffs pegadizos, ritmos joviales y una melodía clavada a los Cars de Ric Ocasek. En “Juicebox” presentan ecos de B-52’s con frenético bajo en un ritmo a lo “Batman” (incluso de los Monsters) y los sonidos circulares de siempre, que se repiten hasta el aburrimiento a lo largo de todo el disco.

Otros cortes son “Razorblade”, con ritmo semireggae en una narrativa sobre relaciones amorosas en una pieza pop bastante mediocre. El bajo de “On The Other Side” te hace mover el esqueleto con su ritmo, iterado melódicamente con las guitarras, pero la voz fláccida y afectada de Casablancas en un texto baladí propulsa la pieza a la autocomplacencia barata sobre consternación existencial.

“Vision Of Division” es otra pieza muy escuchable. Comienza de manera estruendosa, con vehementes sonidos sosegados en un medio tempo con limitado texto quejoso, trazos orientales, autoplagio y destacado trabajo guitarero con alternancia de ritmos a lo Nirvana.

Más tarde este recorrido, con algún corte pop-vals aterrador como “Evening Sun”, pleitesía a Lou Reed/laVelvet en “Fear Of Sleep”, luces rojas que ilustran su ascendencia new wave, o simulación de mellotron en la kinksiana “Ask Me Anything”, prosigue con las constantes que han hecho famoso al grupo. Las mismas, sin inspiración melódica de altura, ni textos de empaque con voces displicentes, ni estructuras originales… deleitarán a sus seguidores y no dirán absolutamente nada nuevo a la gente que vaya más allá de la promoción abusiva, Operación Triunfo, el SuperPop o las radiofórmulas más hediondas. Ojalá fuese la mayoría.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Strokes

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:48    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar