• Por Antonio Méndez

wombats-fix-yourself-albumCrítica

El trío de Liverpool The Wombats y su fresco, melódico y enérgico sonido dentro del revival new wave/post-punk de muchos conjuntos británicos de este siglo XXI.

En “Fix Yourself, Not The World” no se desvían de tal sonido.

Se abre el disco con “Fix Me Upside Down”.
Hazme lo que quieras, ponme boca abajo, del revés, me sacas de mi cabeza…
Locura, diversión en rítmico pop de nueva ola con toques latinos, destacado bajo de Tord Overland Knudsen y variantes de tempo.

Hay piezas mejores en el álbum.




wombats-review-critica-fix-yourself“This Car Drives By All By Itself”.
Control, conducción ajena… pero luz al final del túnel.
Demasiado optimistas se muestra este terceto en un tema que podrían interpretar los Blur en los años 90.

Dinamismo pop-rock con estribillo sencillo y pegadizo en “If You Ever Leave, I’m Coming With You”, un tema a lo The Killers o los Franz Ferdinand que no está nada mal.

Intro en plan Beck antes del estallido rock con “Ready For The High”, riffs potentes en distorsión, buen estribillo e interpretación en falsete.

Matthew Murphy está listo para lo mejor, para la gran vida.
Como todos.



De las pocas baladas del disco es “Method To The Madness”, elegante, soulera.
Viaje por Barcelona, evasión de locura.

La segunda parte del álbum tiene una serie de notables pelotazos melódicos llenos de ritmo y de tres minutos, como:

“People Don’t Change People, Time Does”, corte de fácil estribillo con la experiencia como factor de cambio, intenso puente, bajo dominante y grato enfoque bailongo new wave estilo The Sounds

“Everything I Love Is Going To Die”, canción carpe diem, medio tiempo sofisticado pop funk y contagioso estribillo

“Work Is Easy, Life Is Hard”, ágil ritmo con riff oriental, excelente interpretación vocal, melódico, sincopado, ligeros trazos de psicodelia en arreglos que podrían firmar los Django Django

En “Wildfire”, corte de tempo lento cantado en falsete, quisieron sonar como los Talking Heads con efecto de una apreciable mezcla de funk, pop y hip hop.
Los arreglos son de primer nivel.




Retoman el alto ritmo con “Don’t Poke The Bear”.
En esencia es… deja de dar el coñazo, no molestes… en ritmo marcha glamera con fondo post-punk.
Pegadizo.

“Worry” es otro pelotazo de esencia new wave.
Un dance rock hiperpegadizo, melódico.
Muy buen corte.
¿Preocuparse o no? No. Paranoias no.

Que no te preocupen los que mandan si tú no sientes preocupación.

Terminamos con “Fix Yourself, Then The World (Reach Beyond Your Fingers)”, básicamente una coda en tempo lento con lluvia en California.
Noise quebradizo. Ruido.