• Por Antonio Méndez

thee-oh-sees-a-weird-exits-discosCrítica

La psicodelia garajera californiana actual goza de buena salud con dos referentes, ambos incansables en la grabación de discos, como son Ty Segall y John Dwyer. Este último es el líder de Thee Oh Sees, un grupo que en el año 2016 publicó dos discos en estudio tras su recomendable “Mutilator Defeated At Last” del 2015. El primero llevó el título de “A Weird Exits”.

Dwyer se hizo acompañar en este álbum del bajista Tim Hellman y de los baterías Dan Rincon y Ryan Moutinho, contando con la colaboración técnica de Chris Woodhouse en las mezclas.

La pistola del muerto está posada en el césped, ya no existe el sistema, no hay más persuasión humana… apocalipsis, explosiones, tiroteos… Un mundo feliz el creado por los Thee Oh Sees con lacerantes guitarras, ritmos paranoicos, registros que van del falsete al gruñido, tono ansioso. Fuzz ácido psicogarajero al estilo de los 13Th Floor Elevators es lo escuchado en “Dead Man’s Gun”, bullanguero corte tripi-típico de su autor. Cerrando todas las puertas de salida.

En “Ticklish Warrior” suena un riff a lo Black Sabbath con muro noise. Alejado, vocinglero Dwyer en modo Hawkwind con un ardiente hard rock espacial. Hay un agujero en tu cabeza.

El instrumental “Jammed Entrance” une un ritmo funk con sonidos robóticos a lo R2D2 y psicodelia experimental estilo krautrock.

thee-oh-sees-fotosUno de los mejores cortes de “A Weird Exits” es “Plastic Plant”… ojos sin vida encerrados en un hechizo, apuntalado en un letargo mórbido, rostro aterrado, resplandor eléctrico… Estás medio ido, no puedes negarlo. John se muestra cáustico contra un mundo hipertecnológico que atonta al individuo ante el ordenador… Gran bajo de Hellman, ritmo cabalgante, pegadizo, en un temazo space prog-rock que de nuevo vuelve a vincular a los Thee Oh Sees con Hawkwind.

Voz agresiva, ominosa, en “Gelatinous Cube”, canción con agitado, nervioso tempo garajero punk. Psicótico rock and roll con ecos de los Stooges o de Roky Erickson…. una habitación, un cubo. Herramientas del asesino.

Segundo instrumental del disco. “Unwrap The Fiend Pt. 2”. Medio tiempo elegante, funk rock con toques lisérgicos. Grato interludio.

“Crawl Out Into The Fall Out”… distorsión, susurro, ritmo de vals… el mar será un plácido y vacío lago… ¿cómo podemos dejar de ser?… ¿qué queda de la gente? Nada. Otro psicoapocalipsis bien cargado de ácido y con bases prog-rock. Podría formar parte de un disco de la West Coast Pop Art Experimental Band.

Término con la extensa y melódica “The Axis”, parodia de melancolía romántica… no sabes cuánto no te quiero, no sabes cuánto no me importas… Dwyer con voz crooner, armonía femenina de Brigid Dawson, un órgano a lo Procol Harum y twang surfero. Tu rostro maligno se irá de mi mente. Buen disco ácido garajero.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar