• Por Antonio Méndez

yeah yeah yeahs mosquito review album disco

Después del ejercicio de new wave a lo Blondie previo con ecos post-punk de Siouxsie and the Banshees y del rock garajero en “It’s Blitz!”, el trío neoyorquino Yeah Yeah Yeahs publicó “Mosquito”, disco producido y compuesto por Nick Launay y David Sitek, este último componente de TV On The Radio.

Sitek toca el bajo en “Sacrilege”, corte con teclados de Money Mark que mezcla elementos garajeros y funk con toques gospel para crear un danzable single con la atmósfera sexual tan característica aportada por la voz y expresión de la cantante Karen O, en esta etapa teñida de rubia.

Aventuras amorosas en el metro de Nueva York en “Subway”, balada con guitarra blues-surfera y sonidos de tren en un ejercicio art pop con resonancias de Kate Bush.

Letras mínimas y repetitivas, aspecto también habitual en este terceto junto a la afectada sensualidad de la vocalista, en “Mosquito”, corte de percusión tribal, ritmo funk y bases garajeras-blues rock con evocación de un desfile militar-sexual de esclavos a punto de ser chupados por la vampiresa.

Psicodelia reggae-funk en el medio tiempo “Under The Earth”, y sadomasoquismo en “Slave”, electro pop con destacado bajo, penetrante guitarra de Nick Zinner y densas atmósferas en un tono oscuro de ascendencia post-punk.

“These Paths” es un latoso electropop. “Area 52” es un corte con referencias al “Alien” de Ridley Scott para crear un tema de abducción extraterrestre sexual que nos remite en su estilo a la new wave de los B-52.yeah yeah yeahs mosquito review Karen o fotos pictures critica

El raperto Dr. Octabun colaboró en la única canción que no compusieron los productores Launay/Sitek, “Buried Alive”, pieza co-escrita por James Murphy y Sam Spiegel que es un olvidable tecno pop rítmico con tramo vocal del citado rapero.

“Always” parece un cruce entre Pet Shop Boys y Esquivel con influencias dream pop… Lo imposible es posible para mí y para ti…

Guitarras Dick Dale surf rock en “Despair”, aburrida canción de percusión palpitante, y “Wedding Song”, balada romántica con piano en una declaración de amor tópica, ponen punto y final a un disco sin pena ni gloria con los conocidos tics de este proyecto neoyorquino.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de Yeah Yeah Yeahs