• Por AlohaCriticón

Biografía

Con la llegada del rock’n’roll la música negra comenzó a formar parte del repertorio de discos escuchados por la juventud blanca, hecho impulsado por mitos como Elvis Presley, quien en sus actuaciones en directo rezumaba energía, rebeldía y sexualidad, lo que provocó la preocupación de gran parte de los progenitores de la chavalería, infectada por el ritmo vivaz y la excitación de esta nueva música.

Para acomodar el éxito de la misma entre la mocedad de mediados de los 50 a posturas más límpidas y asépticas, surgieron un grupo de cantantes de tez más o menos agraciada, bien peinados y pulcramente vestidos que solían cantar con factura lustrosa y, en cierta forma a la manera del Tin Pan Alley, las canciones de maestros del rock como Fats Domino o Little Richard. El más exitoso de estos teen idols fue Pat Boone.

Pat Boone (de nombre auténtico Charles Eugene Patrick Boone) nació, con ascendencia nada más y nada menos que del pionero estadounidense Daniel Boone, el 1 de junio de 1934 en Jacksonville, ciudad del estado norteamericano de Florida. Dos años después de su nacimiento se trasladó con su familia a Tennessee y posteriormente a Denton, en Texas.

Cuando estaba estudiando en la North Texas State College, y a la temprana edad de diecinueve años, Pat se casó en el año 1953 con Shirley Foley, hija de Red Foley, un conocido cantante de bluegrass y country que había alcanzando un gran éxito comercial en los años 40 y 50.

Su entrada en la industria musical, bien calzado con sus característicos zapatos blancos, se produjo en 1954 tras ganar varios concursos de talentos, muy habituales en aquella época.

Logró aparecer cantando en “The Ted Mack Amateur Hour” y en “The Arthur Godfrey Show”, y comenzó a grabar en Republic Records.

En 1955, y en Dot Records, fue cuando y donde Boone consiguió el estrellato musical interpretando canciones como “Two Hearts, Two Kisses” (número 16), original de Otis Williams & His Charms o “Ain’t That a Shame”, canción de Fats Domino que le llevó al número 1 del Billboard.

En el año 1955 también editó temas como “At My Front Door (Crazy Little Mama)” (número 7), de The El Dorados, y “No Arms Can Ever Hold You” (número 26), previamente cantada por el grupo de pop vocal The Gaylords.

Un año después prosiguió su senda de hits con otro número 1, “I Almost Lost My Mind”, tema de Ivory Joe Hunter, y otros top 10, como “Gee Whittakers!” (número 9), de Five Keys, “I’ll Be Home” (número 4), de los Flamingos, “Long Tall Sally” (número 8), de Little Richard, “Friendly Persuasion” (número 5), canción escrita por Dimitri Tiomkin. En 1956 también grabó otra conocida versión de Little Richard, “Tutti Frutti” (número 12).

1957 fue el año cumbre de su carrera, alcanzando lo más alto con tres canciones: “April Love”, “Don’t Forbid Me” y “Love Letters In The Sand”, una de sus canciones más conocidas.

También en 1957, Pat Boone debutó en el cine como actor en “Bernardine” y “April Love”, ambas películas dirigidas por Henry Levin, y presentó su propio programa televisivo. Al año siguiente terminó sus estudios universitarios en la Universidad de Columbia y cosechó éxitos destacables como “A Wonderful Time Up There” (número 4), de Leroy Abernathy, “Sugar Moon” (número 5), de Danny Wolfe, “If Dreams Came True” (número 7) y “Stardust” (número 2).

En el cine protagonizó “Mardi Gras (Martes de Carnaval)” (1958) y un año después la adaptación de Julio Verne “Viaje Al Centro De La Tierra” (1959).

Los siguientes años no fueron tan triunfales para Pat Boone, desapareciendo de los primeros puestos de las listas hasta 1961, cuando llegó de nuevo al número 1 con “Moody River”, siendo “Speedy Gonzales” (número 6), tema aparecido en 1962, su último gran éxito.

La llegada de los Beatles y la revolución musical posterior a su aparición borró del panorama musical casi por completo a los teen idols de las listas de éxito.

Pat Boone continuó con éxito sus intervenciones en directo y se dedicó durante las siguientes décadas a grabar, preferentemente, discos de góspel, centrados en sus profundas creencias religiosas, como “In The Holy Land” (1972) o “Family Who Prays” (1973); sin olvidar el country, como “Texas Woman” (1976) o “The Country Side Of Pat Boone” (1977); o canciones navideñas y familiares, como las encontradas en “Family Christmas” (1995).

Sin en los años 50 Pat Boone suavizó los sonidos del rock’n’roll, en “No More Mr. Nice Guy” (1997), disco de claro tono irónico y autoparódico con un Pat Boone tatuado, con pendientes y vestido de cuero, versionaba a su estilo clásicas canciones hard rock, como el tema de Alice Cooper que da título al LP, “Enter Sadman” de Metallica, “Paradise City” de Guns N Roses, “Starway To Heaven” de Led Zeppelin, “The Wind Cries Mary” de Jimi Hendrix, “It’s a Long Way To The Top (If You Wanna Rock’n’Roll) de AC/DC, “Holy Diver” de Dio, “Smoke On The Water” de Deep Purple o “Crazy Train”, composición de Ozzy Osbourne, vecino y buen amigo de Boone.

En el año 2017 se publicaron los recopilatorios “Singles Collection 1953-1962” y “Singles Collection 1955-1961”, ambos editados por Real Gone Records. El mismo año su canción “Love Letters In The Sand” se incluyó en el recopilatorio “Original Fifties” (2017), 3 Cds editados por Simply Media.

Puntuación

Usuarios:
[Total:91    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar