• Por AlohaCriticón

leo-sayer-just-a-boy-album-reviewDemon Records reedita “Just a Boy” (1974), el segundo álbum del británico Leo Sayer y uno de los más destacados de su discografía.

Fue editado en origen por Chrysalis con la producción de Adam Faith y David Courtney, arreglos de Andrew Powell y composiciones de Sayer (letras) y Courtney (música).
El dibujo de portada, inspirada por “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry, es obra de Humphrey Butler-Bowdon.

La música de Leo Sayer en este primer período es la más interesante de su carrera, destacando cortes como…

“Train”, vuelta a casa en tren, evocaciones en la estación, recuerdos… canción iniciada como balada con el piano de Cliff Hall (del grupo Gospel Oak) que progresa con influencias music-hall, jazz… entre Elton John, Rod Stewart y Billy Joel.

“One Man Band”, homenaje a los músicos vagabundos en una pieza con guitarra acústica folk, un estribillo pegadizo, arreglos orquestales de viento, y músicos de excepción acompañando esta estupenda composición: Mike Giles, James Litherland, Paul Keogh, Bill Smith…

“Long Tall Glasses (I Can Dance)”, simpática canción de influencia dylaniana, con sonido de banjo, trazos boogie rock, sobre un vagabundo hambriento, tipo Carpanta, que encuentra un lugar en donde hay mucha comida, mucha bebida, pero solo se la darán si sabe bailar… No sabe, pero lo intenta… Todo sea por la manduca.

Te puede interesar