• Por AlohaCriticón

the-b52s-wild-planet-albumAl margen de su debut, el homónimo “The B-52’s”, el disco más recomendable del grupo new wave y dance pop estadounidense The B-52’s es su segundo LP, “Wild Planet” (1980), un álbum editado en origen en Warner que es reeditado por Universal.

En el disco se escuchan canciones como “Private Idaho”, uno de los grandes temas de esta banda que, además de inspirar a Gus Van Sant para titular uno de sus films, sirve de ubicación a un alienado, a un estado mental fuera de la realidad al margen de la masa, con Fred Schneider y Kate Pierson combinando su voz en un dinámico corte con tono paranoico y un sonido de nueva ola surf rock proto-Pixies; “Give Me Back My Man”, otro fenomenal corte new wave/post-punk con Cindy Wilson intentando, sin demasiada fortuna, recuperar a “su hombre” y un magnífico Ricky Wilson (hermano de Cindy) en la guitarra; o “Strobe Light”, coito bajo una luz de localización con un festivo corte bailongo típico de este conjunto de Athens.

Te puede interesar