• Por AlohaCriticón

beatles-nowhere-manHere’s a real nowhere man, sitting in his nowhere land, making all his nowhere plans for nobody… Así comienza “Nowhere Man”, canción de los Beatles que suena en su LP “Rubber Soul” (1965).

El tema, que podría verse como una metafóra sobre alienación, es una composición de John Lennon con el protagonismo de un hombre desorientado… doesn’t have a point of view… que el propio Lennon dijo que era él mismo en un momento de bloqueo creativo para crear una canción.

Esta canción fue una de las primeras canciones de los Beatles que no trataban relaciones amorosas. A partir de 1965, los asuntos románticos en un concepto tradicional de pareja, y con alguna excepción, prácticamente desaparecieron de sus discos (“Martha, My Dear”, por ejemplo, fue dedicada por Paul a su perra).

La canción se inicia con armonías vocales a tres voces (John, Paul y George) a capela, antes de la entrada en medio tiempo de una fenomenal melodía de base folk rock/jangle pop equiparable a lo que hacían los Byrds en ese período. Lennon tocó una Gibson en la rítmica y una Fender en el solo, con George Harrison apoyando con otra Fender, y Paul con un bajo Rickenbaker.

En el año 2005, el grupo estadounidense Low grabó una versión de “Nowhere Man” para incluir en el disco “The Bird Has Flown – 40Th Anniversary Tribute To Rubber Soul”.