• Por AlohaCriticón

A ver si me equivoco o no en mis conclusiones y luego me resolvéis mis dudas. En cuanto al metal y ciñéndonos un poco a clasificaciones o subgéneros, os van más bien los tradicionales tipo Black Sabbath, Deep Purple, Led Zeppelin, etc.

De thrash, todo lo de Metallica de la época de los 80 y algo de Megadeth; en cuanto a grupos de la NWOBHM mencionaremos Def Leppard, Diamond Head, Judas Priest o Iron Maiden.

Os he leído comentar algunas novedades de Green Carnation o Tool ¿no os gustan otros grupos de metal progresivo tipo Dream Theater, Fates Warning o Queensryche o algo de metal alternativo y más “modernete” tipo System of a Down, Rage Against the Machine o Nine Inch Nails?.

Por cierto, de metal extremo ni hablamos (a mí tampoco me gusta), exceptuando las influencias más notables del género como Venom o Mercyful Fate ¿verdad?.

En definitiva, más o menos quisiera un esbozo de vuestros gustos metaleros (lo último que recuerdo es que comentásteis ciertos álbumes imprescindibles de los ochenta en esta sección de consultas). Saludos.

Jesús.

Como dices, varias respuestas a gustos de heavy metal ya se han dado últimamente en esta sección y es repetir lo mismo.

Básicamente siempre se vuelve a los maestros de los 60 y 70 conocidos por todos y reiterados en estas páginas (Blue Cheer, Black Sabbath, y miles más que no trascendieron en los 60 y 70 pero que han grabado discos espléndidos…), teniendo también un respeto a la pléyade de grupos de la NWOBHM.

De Dream Theater también se ha dado respuesta en esta sección. Y sí, la verdad es que tiene su interés y, yendo más allá de ejemplos puntales, la imaginería, la pujanza de ritmos, habilidad instrumental y el universo épico-teatral-oscuro del metal siempre será un puntal importante dentro del rock más fibroso.

Dentro de los “modernetes” que citas en el libro de los 80 se aborda el sonido de Nine Inch Nails y Rage Against The Machine, grupos que, como sabes y como tiene que ser, ensanchan en su composición la simple etiqueta metalera, lamentablemente distorsionada con el paso del tiempo y que en algunos momentos roza la caricatura.

Últimamente y debido a la querencia por los primeros discos de Black Sabbath, hemos disfrutado el “Age of Winters”, debut de The Sword.

Efectivamente, los extremos, en cualquier aspecto vital, no gustan en Aloha Criticón-PopRock.

Te puede interesar