• Por AlohaCriticón

Es indudable que Lennon y McCartney están entre los mejores y más productivos compositores de los dos últimos siglos. Cualquier comparación con ellos, que ya de por si resulta odiosa, deja en apuros a otros compositores. Desafortunadamente para Harrison su obra siempre será comparada con la de estos dos grandes por los lazos históricos. Pienso que él si fue marginado por Paul y John, mucho más después de oír el demo “You Know what do” del 1.964. ¿Por qué no pudo esta ser una composición Lennon-Harrison como lo fué “Cry for a Shadow”? Creo, personalmente, que no lo fue por el ego Lennon-McCartney. Mi pregunta es: Existen otros demos de Harrison rechazados en la época Beatles?
Roberto López.

Esto plantea un conflicto gratuito que jamás existió. Al margen de que algo parecido se trató en otra respuesta: https://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article3750.html es falso que hubiese choque de egos en los Beatles, y más en la época de comienzos de los 60. Siempre se llevaron bastante bien (al final de la década con la aparición de Yoko Ono y la muerte de Brian Epstein las relaciones amistosas se deterioraron entre Paul y John y eso llevó el grupo a la ruptura).

Es también rotundamente falso que se rechazase así como así, o que no se permitiese incluir a Harrison canciones en los discos de los Beatles, por ejemplo “Don’t Bother Me” es anterior a “You Know What To Do” y fue incluida en el LP debut, como fueron otras posteriormente. Además, es normal que los compositores presenten canciones y se elijan (en esa época seguramente con George Martin, el productor, escogiendo las canciones definitivas) once, doce o trece o las que sean para completar el álbum. Si unos son más prolíficos y presentan treinta y el otro tres, pues la proporción es lógica en el resultado de los discos. Si no apareció en su día “You Know What To Do” de Harrison (tampoco otras como “Not Guilty”), tampoco se incluyeron “se rechazaron” en los discos otras composiciones de Lennon y McCartney, como “That Means A Lot”, la propia “Jealous Guy” de Lennon que nació en los 60 como “Child Of Nature”, o incluso un tema de Harrison y McCartney, “In The Spite Of All The Danger”. Aparecen en los discos “Anthology”.

No es verdad tampoco que tuvieran un ego elevado Lennon y McCartney ni que hubiese jerarquías (no sabemos de dónde saca eso), todo lo contrario, y más al lado de otras estrellas del rock. Todos los Beatles era bastante sencillos (si se comparan con la mayoría de sus coetáneos su extracción socioeconómica es de las más humildes del rock), se llevaban bien con todos y fueron admirados por todos sus colegas. Incluso lanzaron a la fama a los Rolling Stones componiéndoles Lennon y McCartney su primer single de éxito (“I Wanna Be Your Man”). Lennon y McCartney hicieron número 1 a Peter & Gordon y a Billy J. Kramer con temas escritos exclusivamente para ellos (incluso McCartney llegó a utilizar el seudónimo –entre otros- de Bernard Webb para componerles el tema “Woman” –que no llegó al número 1- a Peter & Gordon) , y escribieron canciones de éxito a Cilla Black, The Fourmost, produjeron (Macca) a Bonzo Dog Band, y muchas más colaboraciones. La gente tendría que entender que el rock no es una competición, es una expresión con música y letra (o sin letra) y hay que agradecer y disfrutar el legado a los grandes compositores, no fabular con lo que pudo ser y no fue. El magisterio de Lennon y McCartney (como el de otros grandes esenciales e incontestables como Bob Dylan o el de Jagger/ Richards) no es óbice para no valorar el gran talento de Harrison, que aquí lo valoramos en su justa medida desde ya hace muchos años.

Te puede interesar