• Por AlohaCriticón

1. En primer lugar felicitaciones por vuestro excelente trabajo de divulgación musical. Me ha extrañado teniendo en cuenta la infinidad de grupos existentes el hecho de que no aparezca ninguna referencia ni en la página web ni en la guía escrita sobre los Stray Cats fantástica banda que a velocidad punk recupero la pulsión y los sonidos del rock and roll primigenio, devolviéndolos a la listas de éxitos después de tantos años de olvido. No deja de resultar singular que pese a ser estadounidenses fuese un vez más la “pérfida Albión” la que propiciara su despegue.

2. Por otro lado quisiera conocer vuestra opinión acerca de Los Hi-Risers y Nick Curran. Si habéis tenido la suerte de ver sus directos no os han podido pasar inadvertidos.

3. Finalmente reivindicar año y medio después de su muerte la figura de Willy Deville maravilloso, singular e inclasificable artista. Dandy de arrabal, de tremenda tensión creativa simbiosis de talento y aguja. Su muerte niega la máxima lampedusiana hay cosas que ya nunca serán lo mismo. Con imagen a caballo entre el pachuco y el pirata no le podemos olvidar y os invito a que coléis cualquiera de sus magistrales primeros cinco discos al frente de Mink Deville en la lista de vuestras recomendaciones. Saludos y reitero mis felicitaciones.

Stuart Herrera.

1. Sí que hay referencias sobre los Stray Cats y Brian Setzer por ejemplo aquí https://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article4438.html y aquí https://www.alohacriticon.com/alohapoprock/article4037.html Lo que hicieron Stray Cats, como bien dices, fue recuperar el rockabilly de los años 50, otro período fantástico para el rock al que añadían influencias swing y actitudes punk. Es cierto, Inglaterra siempre fue creadora o propulsora de varios nombres importantes procedentes de sus “antiguas colonias”, sólo hace falta recordar a la Jimi Hendrix Experience que se inició gracias a Chas Chandler, miembro de los Animals.

2. Los Hi-Risers y Nick Curran se inspiran en el rock’n’roll y el R&B de los 50 como en sus inicios hicieron también las grandes bandas de los 60 (en especial británicas como Animals, Stones, Them, Pretty Things, John Mayall y los Bluesbreakers, los Beatles, que se patearon Hamburgo tocando miles de versiones de rock’n’roll…), siempre reverenciando con respeto a sus maestros. Baile, sudor, ligoteo, diversión, sexo, lamentos de desamor, coches… e influencias de grandes como Chuck Berry, Little Richard, Bo Diddley, Elvis, Eddie Cochran, Gene Vincent, los gigante del blues de Chicago o Nueva Orleáns… Maravillosa música, directa, fresca, rítmica, con textos enfocados y sin pedanterías.

3. El bueno de Willy DeVille, sí, es cierto, podría aparecer acompañando a Keith Richards en las películas de piratas junto a Johnny Depp, en una historia de gitanos de Kusturica o en un western como jefe indio. Con Mink DeVille o en solitario, con sonidos soul, punk, blues, pop-rock o latinos siempre se muestra apasionado e íntimo. “Cabretta” o “Le Chat Bleu” son dos buenos discos. La música de raíces expresada con sentimientos nunca morirá.

Te puede interesar