• Por AlohaCriticón

Me gustaría saber su opinión sobre “The Straight Story” y el tristemente desaparecido Richard Fansworth. Espero que Lynch deje de hacer estas memeces últimas y vuelva a regalarnos joyas como esa.

Miguel.

Los proyectos en la vertiente vacuo-coñazo-surreal de David Lynch tienen sus aspectos positivos y negativos.

Positivo que demuestra que no hace cine para contentar a nadie más que a él mismo, y que poco le importan los gustos de la masa, es decir, que ahora, ya con los bolsillos llenos, no tiene orientación puramente comercial.

Negativo todo lo demás, que tales proyectos caen en la fácil abstracción (algo al alcance de cualquier amateur pseudocineasta y recocijo para fatuos), cuando ha demostrado recursos suficientes para contar buenas historias sin necesidad de trucajes estéticos e intelectuales.

“Una historia verdadera” tenía apuntes interesantes pero habría que volver a verla para valorarla debidamente. Fue un estupendo homenaje a Richard Farnsworth, un tipo que desde los años 30 había trabajado (gracias a su habilidad como jinete de rodeo) como especialista para Howard Hawks, Nicholas Ray, John Ford, King Vidor o Raoul Walsh.

Te puede interesar