• Por AlohaCriticón

Aquello que se considera ceguera del destino es en realidad miopía propia.

Lo más triste es que la única cosa que se puede hacer durante ocho horas al día es trabajar.

Se puede confiar en las malas personas… no cambian jamás.

Lo más triste del amor es que no sólo no puede durar siempre, sino que las desesperaciones son también olvidadas pronto.

Algunas personas son amables sólo porque no se atreven a ser de otra manera.

Ir a la biografía AlohaCriticón de William Faulkner

Te puede interesar