• Por AlohaCriticón

Todo un clásico de la literatura política, “El Príncipe” fue escrito por Maquiavelo inspirado en las figuras históricas de César Borgia y Fernando el Católico, y dedicado a Lorenzo de Médicis.

Este tratado editado en la Florencia del siglo XVI, que aborda con ingenio los fundamentos a seguir para convertirse en buen gobernante, fue libro de cabecera de muchos importantes estadistas, entre ellos, Napoleón Bonaparte, quien en esta edición ofrece sus jugosos comentarios sobre asuntos de poder, libre albedrío, voluntad, decisión, bien común, organización, naturaleza humana… Un manual que conserva frescura y lucidez.

Leamos un breve fragmento:

Al príncipe le hace odioso, sobre todo, el ser rapaz y usurpador de los bienes y mujeres de sus súbditos, de ello debe abstenerse.

Siempre que no se quite a los hombres su propiedad ni su honor, éstos vivirán contentos, y sólo se ha de combatir con la ambición de pocos, la cual se frena fácilmente y de muchas maneras.

El príncipe caerá en el menosprecio cuando pase por variable, ligero, afeminado y pusilánime. Un príncipe debe protegerse de todo esto como de un escollo e ingeniarse para que en todas sus accione se aprecie grandeza, valor y fortaleza.

En torno a las tramas de sus súbditos, debe procurar que su sentencia sea irrevocable y que esa opinión se mantenga firme, que nadie albergue el pensamiento de engañarle ni entramparle…………………………….

Ir a la biografía AlohaCriticón de Nicolás Maquiavelo

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:9    Promedio:4.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar