• Por AlohaCriticón

Los fanáticos crean un ensueño y lo convierten en el paraíso de su secta.

Nada es real hasta que se experimenta; un proverbio no lo es hasta que la vida no lo haya ilustrado.

Los hombres de genio son fuerzas químicas etéreas que operan sobre la masa del intelecto neutra.

Siempre eres nueva. El último de tus besos siempre fue el más dulce, la última sonrisa, la más brillante, el último gesto, el más grácil.

Ir a la biografía AlohaCriticón de John Keats

Te puede interesar