• Por AlohaCriticón

A comienzos de la década de los 90, Paul McCartney decidió hacer equipo con el productor Youth (miembro de Killing Joke) en un proyecto denominado The Fireman.

La base de su sonoridad primera se acercaba al ambient y el techno-dance, ejemplificada en su disco debut, “Strawberries Oceans Ships Forest” (1993), en el que se reciclaban de forma rutinaria composiciones previas de McCartney, en especial provenientes de las sesiones de su álbum “Off The Ground”.

El primer disco de The Fireman (básicamente un juguete “samplista-simplista” de Youth sobre temas previos de Macca) pasó sin pena ni gloria a nivel comercial y crítico, hecho que no terminó con la asociación entre Youth y Paul, quienes cinco años después volvieron a sus experimentaciones conjuntas con “Rushes” (1998), un álbum con mayor enfoque a causa de la mayor participación de McCartney en la grabación dentro del mismo concepto ambient-dance con atmosféricos pasajes electrónicos.

Su tercer disco, el primero con resultados comerciales de cierto mérito, fue “Electric Arguments” (2008), álbum muy variado en donde Paul tanto ofrece piezas electro-dance como folk-pop, psicodélicas, country o blues-rock, confirmando su versatilidad y su enorme talento como autor.

Comentarios De Discos

Electric Arguments (2008)

Puntuación

Usuarios:
[Total:3    Promedio:3.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar