• Por AlohaCriticón

Ningún ser humano tiene el derecho de iniciar el uso de la fuerza contra otro.

El argumento de la intimidación es una confesión de impotencia intelectual.

El hombre que produce mientras los demás disponen de su producto es un esclavo.

Ningún hombre puede tener el derecho de imponer a otro hombre una obligación no escogida, un deber no recompensado o un servicio involuntario.

Cuando el bien común de una sociedad es considerado como algo aparte y superior al bien individual de sus miembros quiere decir que el bien de algunos hombres tiene prioridad sobre el bien de otros hombres, aquellos consignados en el estatus de animales sacrificados.

La justificación moral del capitalismo yace en que es el único sistema consonante con la naturaleza racional del hombre, que protege la supervivencia del hombre como hombre y que su principio gobernante es la justicia.

La menor minoría en la Tierra es el individuo. Aquellos que niegan los derechos individuales no pueden llamarse defensores de las minorías.

Si los trabajadores luchan por mayores sueldos se llaman beneficios sociales, si los empresarios luchan por mayores beneficios esto es condenado como avaricia egoísta.

Ir a la biografía de Ayn Rand


Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.