• Por AlohaCriticón

Amar no es mirarse el uno al otro, es mirar juntos en la misma dirección.

El amor es lo único que crece cuando se reparte.

La pura lógica es la ruina del espíritu.

Sólo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible para los ojos.

La huida no ha llevado a nadie a ningún sitio.

Los niños han de tener mucha tolerancia con los adultos.

Te amo para amarte y no para ser amado, puesto que nada me place tanto como verte a ti feliz.

El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe a dónde va.

Si quieres comprender la palabra felicidad tienes que entenderla como recompensa y no como fin.

Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Antoine de Saint-Exupéry

Te puede interesar