• Por Antonio Méndez


Dirección: Larry Charles.
Intérpretes: Sacha Baron Cohen, Ken Davitian, Luenell, Pamela Anderson.

Comedia satírica protagonizada y producida por Sacha Baron Cohen, cómico bastante popular en los Estados Unidos por su personaje televisivo protagonista de “Da Ali G Show”. También ejerce de productor Jay Roach (“Los padres de ella”). Con guión de Peter Baynham, Sacha Baron Cohen, Anthony Hines y Dan Mazer.

Sinopsis

El periodista de Kazajistán, Borat Sagdiyev (Sacha Baron Cohen), se traslada a los Estados Unidos con la intención de rodar un documental que recoja las opiniones de parte de la sociedad del país norteamericano en torno a temas como el sexo o el racismo.

Crítica

Sacha Baron Cohen trasladando a la pantalla su personaje televisivo de Da Ali G Show, Borat, un friki-reportero del Kazajistán que recorrerá los Estados Unidos de este a oeste con el objetivo de conocer y casarse con Pamela Anderson.

A través de un falso documental cómico con aspiraciones anárquicas e irreverentes, vamos conociendo al susodicho, a su entrañable familia y sus vecinos, sus besuqueos múltiples por las calles neoyorquinas, su avidez sexual por la silicona mamaria de la mentada vigilante de la playa, su gusto por divulgar por doquier sus procederes excrementales y sus “delicadezas” con los gitanos, los retrasados mentales o los judíos (el propio Sacha es judío).

El éxito de esta road movie se asienta en la peculiaridad del personaje central (kazajo con peinado y mostacho a lo Groucho Marx, tan inocente como osado y provocador) y la ubicación del mismo en un contexto sociocultural muy diferente al suyo (los manidos asuntos de “pez fuera del agua” y el “choque cultural”), al que se retrata de forma episódica y caricaturesca con lugar para el absurdo, la escatología y la sátira.

Posee algunos momentos memorables, en especial las serenas interacciones con los ciudadanos estadounidenses, en donde afloran diálogos imposibles y estampas surrealistas que invocan a la ayuda divina. Otros chocarreros pero divertidos por su descoque grotesco (el combate en pelota picada con 69 incluido entre Borat y su compatriota) y otros menos afortunados, como algún slapstick muy forzado y concesiones al simplón y barato humor adolescente, que de políticamente incorrecto no tiene absolutamente nada y sí mucho de comercialidad.

También al conjunto le sobra complacencia y le falta incisión en la sátira con algunos fundamentos del país visitado (sus ciudadanos son simples testigos del comportamiento y pensamiento estrambótico del protagonista), ya que la presunta irreverencia se vuelca de forma absoluta con los pobladores de Kazajistán, a los que tacha de todo menos de bonitos: misóginos, antisemitas, retrasados, prejuiciosos, salvajes, racistas…

Fichas en AlohaCriticón

Sacha Baron Cohen
Pamela Anderson

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:23    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar