• Por AlohaCriticón

La ciencia-ficción no está escrita para científicos como tampoco las historias de fantasmas no están escritas para fantasmas.

Cuando la infancia muere llamamos a su cadáver adulto, quien entra de lleno en la sociedad, uno de los nombres más amables dados al infierno. Esa es la causa porque, aunque la queramos, tememos a la infancia. Ella nos muestra el estado de nuestra decadencia.

¿Por qué me tengo que convertir en escritor? Porque no encajo en el sistema ni en esta sociedad.

Consumimos extraños medicamentos para fortalecer nuestra salud por lo que tendríamos que tener extraños pensamientos para robustecer nuestra sabiduría.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Brian W. Aldiss

Te puede interesar