• Por AlohaCriticón

kahlil-gibran-foto-citasAmar a la vida desde el trabajo es intimar con el más recóndito secreto de la vida.

Si revelas tus secretos al viento no le eches la culpa al viento por revelárselo a los árboles.

La tristeza es un muro entre dos jardines.

La luz de las estrellas que se han extinguido hace años todavía nos alcanza. Igual que los hombres ilustres que han muerto hace siglos, que nos alcanzan con las radiaciones de su personalidad.

Para entender el corazón y la mente de una persona, no te fijes en lo que ha hecho, no te fijes en lo que ha logrado, sino en lo que aspira a hacer. ¿Dónde puedo encontrar un hombre gobernado por la razón y no por los hábitos y los deseos?

Vuestra alegría es vuestra tristeza sin máscara.

Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.

El ojo del ser humano es como un microscopio que le hace ver el mundo más grande de lo que realmente es.

Del hablador he aprendido a callar, del intolerante a ser indulgente, y del malévolo a tratar a los demás con amabilidad. Y por curioso que parezca, no siento ninguna gratitud a esos maestros.

La fe es un oasis en el corazón que nunca será alcanzado por la caravana del pensamiento.

Si tu corazón es un volcán, ¿cómo pretendes que broten las flores?

Nuestras palabras no son más que migas que caen del banquete de la mente.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Kahlil Gibran

Te puede interesar