• Por Antonio Méndez

Lanzados por la prensa británica como uno de los grandes hallazgos musicales del momento, los Maccabbes, como cientos de otros conjuntos similares, no dejan de ser medianías con voces afectadas y llorosas, palpitantes secciones rítmicas, y referencias a la new wave, el brit-pop y el post-punk.

Nada que no hayan ofertado otros combos similares coetáneos con mayor o menor acierto, como Bloc Party, The Futureheads o Franz Ferdinand.

De lo más interesante del primer álbum de este conjunto de Brighton es su inicio. Tanto la apertura acústica folk-vals de “Good Old Bill”, con referencias mod a Paul Weller y un cambio nuevaolero a lo Franz Ferdinand; como “X-Ray”, con urgentes líneas instrumentales en agitada ebullición conjunta, son dos piezas de disfrute moderado.

Posteriormente todo se reduce a concatenar de forma aburrida sus limitadas características tema tras tema.

Todos tan rítmicos como parecidos, con trémula vocalidad de énfasis dramático, intensidad épica y amaneramiento en ocasiones insufrible, estribillos machacantes, sonidos angulares, y nervudos ritmos propicios al baile descocado, con ecos de los Fall, Joy Division, The Cure, Gang of Four, Radiohead o los Smiths, pero a bastante distancia de alguna trascendencia de sus referencias.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de The Maccabees

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:5    Promedio:2.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar