• Por Antonio Méndez


Dirección: Bryan Singer.
Intérpretes: Brandon Routh, Kate Bosworth, Kevin Spacey, Frank Langella.

Película basada en un cómic de Jerry Siegel y Joe Shuster. Con guión de Michael Dougherty (“X-Men 2”, “Truco o Trato”) y Dan Harris (“X-Men 2”).

Después de una ausencia de varios años, Supermán (Brandon Routh) vuelve a la Tierra para descubrir que Lois Lane (Kate Bosworth) está en relaciones con otro y que el planeta no necesita ya de su presencia. Esta situación cambiará cuando tenga que detener los proyectos de Lex Luthor (Kevin Spacey), quien pretende adueñarse del mundo.

Bryan Singer se muda de la Marvel a DC Comics para llevar a la pantalla una nueva aventura de Supermán, que, visto lo visto, resulta bastante innecesaria y demasiado extensa para lo poco que tiene que ofertar.

superman-foto-brandon-routhLa película parece continuar la senda de la hiperentretenida “Superman II” de Richad Lester (secuela de la primera de Richard Donner) y mostrar a un superhéroe contrariado por su ubicación existencial y su presente en los aspectos sentimientales y “profesionales”, vamos, la pretensión “realista” con que se empeñan algunos directores y guionistas en dotar de calado a estos personajes puramente pop, consiguiendo amodorrar sus características personales, estereotipar sus angustias y confundir profundidad y aflicción con gravedad soporífera queriendo ensombrecer unas historias que tendrían que deslumbrar.

Al film, que tributa la teleserie de los años 50 de George Reeves con las presencias de Noel Neill y Jack Larson a la par que resucita a Marlon Brando, le falta mayor instantaneidad, sentido del humor (ya que este director siempre parece tomarse demasiado en serio), tensión y dinamismo.

Brandon Routh intenta remedar a Christopher Reeve más que encarnar a Supermán, Kevin Spacey hace lo que puede como Lex Luthor (permaneciendo en el recuerdo la aguda comicidad de Gene Hackman) y una demasiado jovencita Kate Bosworth cumple como Lois Lane.

La imaginería de una película iniciada de forma muy disfrutable depara cierto tufo mesiánico y, evadiéndose del más puro entretenimiento pulp, Singer se pierde en caricaturas que pervierten su concepto seriote, recarga el aspecto romántico y presenta chocarreros aspectos simbólico-cristianos (¿Supermán es Cristo, Jor-El Dios y Lois Lane la Virgen María?) dentro de una trama con lucimiento de efectos especiales pero sin nervio, que no se sostiene para tan larga duración, confundiendo Singer la narración cinematográfica con el énfasis estético.

Fichas en AlohaCriticón

Brandon Routh
Kate Bosworth
Kevin Spacey
Frank Langella
James Marsden
Parker Posey
Eva Marie Saint


Tras cinco años de ausencia; Superman regresa a la ciudad reafirmándose en su empeño por seguir salvando a la humanidad. Allí se topará con Lex Luthor, recién salido de la cárcel, que tramará un nuevo y maquiavélico plan para adueñarse del mundo; al tiempo que descubrirá que su amada Lois Lane ha rehecho su vida, con un hijo pequeño al que cuidar y comprometida con el sobrino del editor del Daily Planet.

No era baladí la decisión de Bryan Singer – director de las dos primeras películas de X-Men y productor de la serie “House”- de devolver al cine a uno de sus primeros héroes, tras casi veinte años de no verle en pantalla; y conociendo el rechazo de prestigiosos directores a aceptar el proyecto.

No más sencillo resultó elegir a un actor totalmente desconocido cara al espectador para interpretar, no un remake de Superman – desde aquí mi más sincero agradecimiento- , si no una nueva aventura coherente con el resto de la narración de Joseph Shuster.

El elegido para suceder al malogrado Christopher Reeve – se le sigue echando de menos – es Brandon Routh, actor con poca experiencia televisiva y ninguna cinematográfica.La disposición de que un “extraño” interprete el papel del archiconocido Superman, no ha hecho si no focalizar la atención en el personaje y no en quién se enfunda de nuevo las mallas azules del super-héroe. Gran acierto de Singer; quien reconoce haber visto personalmente a todos los candidatos al papel; incluyendo muchos actores conocidos por todos -resultando más de uno ciertamente extraño vestido de Superman-.

La inteligencia del director ha quedado, asimismo, de sobra demostrada al arropar al “novato” con actores de la talla de Eva Marie Sant – “Con la muerte en los talones”- madre de Superman, Kevin Spacey – “American Beauty”- encarnando al malvado Lex Luthor; la bella Kate Bosworth – “Wonderland”- como la nueva Lois Lane; e incluyendo incluso fragmentos del Superman de Richard Donner de 1978 en el que aparece Marlon Brando.

Las novedades que incorpora esta película con respecto a las anteriores, es que el papel de Superman es más vulnerable en cuanto a sus sentimientos que en las anteriores entregas. Un papel que si bien tiene cabida para el héroe, también nos muestra cómo el hombre que hay detrás también sufre. Asimismo, el papel del alter-ego de Superman – Clark Kent- , tiene menos protagonismo en la película del que estamos acostumbrados; desechando totalmente las cabinas para su transformación.

Una superproducción que ha contado con siete platós de los estudios Fox Australia en Sydney durante las 24 horas del día, para recrear más de 80 decorados entre los que se encuentra la Fortaleza de la soledad, el lugar favorito de los fans de Superman. Decorados basados en los creados por John Barry para las entregas rodadas por Donner, pero totalmente mejorados con la nueva tecnología y unos muy dignos efectos visuales, que hacen de las escenas – ya de por si impactantes- un glosario de los principios que han de regir los efectos especiales de éste tipo de películas.

Con todos estos elementos “Superman Returns” supone el regreso de un personaje querido por todo el público, que no utiliza armas impronunciables, ni está metido en insalvables tramas políticas; un héroe cercano al que todo el mundo reconoce. Quizá sí que podríamos haber pedido que el malo fuera más malo, ya que Spacey se queda un poco corto, dando la sensación de un villano de medio pelo que no está muy a la altura de Superman.

El resto de la película, son dos horas y media de conseguidos efectos especiales, una buena aventura basada en un sólido guión, personajes muy bien definidos y una acción trepidante compensada con momentos más intimistas del héroe. ¿Alguien puede pedirle más a Superman?

Cristina Gómez


No ha podido ser más decepcionante el regreso a las pantallas del superhéroe más popular de todos los tiempos, desde luego los detractores de Bryan Synger están de enhorabuena pues el director ha fracasado estrepitosamente como ni el más pesimista pudiera haber imaginado jamás.

Este “Superman Returns” es una película lamentable y da igual desde el punto de vista donde la miremos el resultado es siempre el mismo comenzando por una historia realmente floja que no engancha nunca y continuando por un equivocado casting donde especialmente destaca un Kevin Spacey perdidísimo que compone un inexpresivo Lex Luthor a años luz del aquel genial de Gene Hackman, el actor elegido para dar vida al héroe Brandon Routh queda también muy lejos de Christopher Reeve (el verdadero y único Superman) y esta claro que su elección es mas por el parecido físico mas que por dotes interpretativas,

Kate Bosworth tampoco destaca como una insulsa y a veces irritante Lois Lane. Centrándonos en la película en si no hay casi nada destacable, Synger ni siquiera es capaz de lograr el minimo entretenimiento posible resultando soporíferas sus a todas luces exageradas 2 horas y media de duración perdiéndose el director en cosas y asuntos que poco o nada interesan al espectador como lo humano y frágil que puede llegar a ser Superman y volviendo sobre ellos una y otra vez hasta el final y consiguiendo con ello aburrir a las ovejas, la acción es escasa y solo la secuencia del avión logra despertar algo del letargo general, cosas como lo del hijo superpoderoso son simplemente estupidas y ridículas. Lo mejor y lo único que realmente me gusto de la función fueron los créditos iniciales con ya clásica música Williams de fondo, realmente emocionante una pena que lo que vino después no valió para absolutamente nada, esperemos que las posteriores secuelas haya mas suerte y sobre todo que se busque a otro director menos pretencioso y con mas agilidad narrativa que Synger.

Agustin Aparicio

Fichas en AlohaCriticón

Brandon Routh
Kate Bosworth
Kevin Spacey
Frank Langella
James Marsden
Parker Posey
Eva Marie Saint



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies