• Por Javier Platas

Crítica

“British Steel” fue el álbum que consagró a Judas Priest a nivel comercial como superestrellas y nombre fundamental del hard rock/heavy metal. A pesar de llevar publicados varios LP’s de gran nivel, no habían conseguido hasta este momento llegar al gran público. Y es que abandonando desarrollos y estructuras complejas casi progresivas más perceptibles en sus primeros trabajos, son capaces aquí de componer temas accesibles sin perder por ello ni un gramo de calidad. Ahí están auténticos clásicos de la banda como “Breaking The Law” (¡qué riff! ¡qué estribillo!), “Living After Midnight” o “United”.

Al margen de estos tres irresistibles cortes, también hay otros temazos como “Grinder”, “Metal God”, “Rapid Fire” o “Steeler”, canciones que definen a la perfección el heavy metal y su capital influencia en otros nombres importantes del género como Metallica o Helloween.

Disco imprescindible en el que destaca la poderosa y sensacional interpretación vocal de Rob Halford y por supuesto la fantástica labor guitarrera de Glenn Tipton y K. K. Downing.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Judas Priest

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:6    Promedio:4.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar