• Por Javier Platas

Crítica

Sin contar el disco “Breakout” de 1966 que fue editado mucho tiempo después de su grabación, este fue el primer álbum en estudio de los legendarios MC5, quienes ya habían debutado un año antes en vinilo con el esencial directo “Kick Out The Jams”. Junto a los Stooges de Iggy Pop se convirtieron en los principales abanderados del denominado sonido Detroit, cuya música se caracterizaba por su agresividad, contundencia y alto voltaje en su exposición garajera de primario rock and roll con dosis de distorsión y una actitud contestataria e inconformista que influiría notablemente en el movimiento punk de finales de los 70.

Esta grabación carece del sonido crudo y desabrido de “Kick Out The Jams” debido en buena medida a la aseada producción de Jon Landau, quien concede a los temas una apariencia más dócil sin perder por ello la energía inherente al quinteto de Detroit.

Aunque inferior a “Kick Out The Jams” es también un disco clave para entender la importancia de MC5 con abundante rock del bueno en sus surcos con versiones de dos gigantes pioneros del rock and roll: Little Richard (“Tutti Frutti”) y Chuck Berry (“Back In The USA”). Además su versatilidad compositiva queda patente en “Let Me Try”, donde nos regalan un intenso corte soul, y en la pegadiza “Shakin’ Street”, canción en la que se dejan llevar por su lado más pop.

Ir a la biografía AlohaCriticón de MC5

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:5    Promedio:3.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar