• Por AlohaCriticón

el compromiso moonlight mile cartel posterEL COMPROMISO (2002)

Director: Brad Silberling

Intérpretes: Dustin Hoffman, Susan Sarandon, Jake Gyllenhaal, Aleksia Landeau.

Joe Nast (Jake Gyllenhall) es un joven que acaba de perder a su novia en un desgraciado suceso en un cafetería, cuando un hombre celoso disparó a su novia, camarera del lugar, con la mala suerte de que acertó a la novia de Joe.

Es entonces cuando el joven opta por quedarse una temporada en casa de sus futuros suegros, Ben y Jojo Floss (Dustin Hoffman y Susan Sarandon respectivamente) para poder paliar entre todos la desgracia. Incluso Joe participará del negocio de Ben, llamado Floss e hijo.

La aparición de una joven empleada de correos (Ellen Pompeo) en la vida de Joe amenaza con alterar el frágil equilibrio establecido entre él y los progenitores de su prometida.

“El compromiso” es el tercer largometraje de Brad Silberling, autor de “Casper” y “City of angels” y director de algunas series de televisión como “Felicity”.

En esta ocasión Silberling se inspira en un suceso real, el que le ocurrió a él hace años cuando perdió a su novia por causa de un lunático.

Se comprende entonces la querencia de Silberling por tratar en sus films el amor y la muerte como elementos interrelacionados.

Ya en “Casper” había personajes dolidos por la muerte de sus seres queridos mientras se resisten a olvidarlos, aunque tratado de forma más lúdica por ser una película más bien infantil, por otro lado en “City of Angels” se establecía una relación entre una mujer y un ángel venido a la Tierra.

En el film que nos ocupa Silberling consigue su mejor película hasta la fecha, tratando la relación entre unos seres que intentan volver a la vida cotidiana como buenamente pueden.

Por ejemplo el personaje de Ben, un hombre que busca en el trabajo constante una vía de escape al dolor, que plantea la posibilidad de cambiar el pueblo en el que viven para que las calles no le recuerden cuando vivía con su hija.

Su madre lo pasa peor ante el desconcierto que supone la pérdida de su única hija, que va a ser de su vida. O el propio Joe, que ve como se le aparece en sueños(nuevamente un tema preferido por el director como es el contacto entre vivos y muertos), pero que sufre más por otro motivo que la pérdida de su prometida, que no desvelaré aquí. Lo difícil que resulta pensar en el juicio que condenaría al asesino, con sentimientos propios del ojo por ojo. Todos estos temas (soledad, miedo al futuro incierto, venganza o perdón) son tratados de forma sensible por el realizador, sin caer en ridículos regodeos en el drama que la trama puede sugerir, ambientada en los 60, antes de que la guerra de Vietnam hiciera la gran mella moral en los estadounidenses que llevaría al desencanto en los 70.

Esta es una película de sentimientos, pero hecha con honestidad, con problemas que suenan a realidad, no culebrones de medio pelo. Se le puede reprochar a Silberling el excesivo subrayado que hace la música en algunos momentos o algún momento rayano en el almíbar, pero no son defectos que desluzcan la buena sensación que queda después de ver la película.

Con momentos logrados como un par de charlas de Joe con Ben y JoJo o el descubrimiento de lo que oculta la empleada de correos, o el momento del juicio, una excelente secuencia.

Excelentes Hoffman y Sarandon, que demuestran que todavía hay buenos papeles para ellos y convincente el prometedor Gyllenhall, visto en “Donnie Darko” o “The Good Girl”. Film muy recomendable para los que busquen dramas sinceros, sin barroquismos venezolanos.

David García Enlaces

Dustin Hoffman

Susan Sarandon

Jake Gyllenhaal

Holly Hunter

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:18    Promedio:3.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar