• Por Antonio Méndez

eagles-of-death-metal-zipper-downCrítica

Siete años tardaron los amigos Josh Homme y Jesse Hughes para volvernos a hacer disfrutar con la música de los Eagles Of Death Metal tras “Heart On”.

En “Zipper Down” reiteran todas sus pautas de cachondeo y festividad rock en una mezcla de blues-boogie rock, rock garajero, glam rock, hard rock…

Pegadiza. Directa. Bailable. “Complexity”… me gusta mantener limpios los calcetines y la ropa interior, disfrutar de la higiene… es una loa a la simplicidad, a la determinación… si quieres algo tienes que intentarlo. Desaprende, hazlo fácil.

“Silverlake (KSOFM)”, garage rock con distorsión guitarrera y causticidad sobre la tontería de los “guay” de escaparate y etiqueta de contexto, de la personalidad de marioneta… Actitud frente a pose. Sonido potente, instantáneo.

Una de las cumbres de “Zipper Down” es “Got a Woman”, frenético corte de dos minutos con tanta influencia del rockabilly de los 50 como del punk pop de los 70. A ella le encanta mover el culo. Sudoroso. Extensible con el posterior “Slight Return” del “Got a Woman”.

Después del frenesí llega la calma melódica y melancólica. “I Love You All The Time” es un medio tiempo con Jesse… nunca estoy solo… Hughes… miro a mi teléfono a ver si llama… abandonado por su pareja. Mezcla grata de Merseybeat y Britpop.

eagles-of-death-metal-zipper-down-criticaJesse se queja, se lamenta, en “Oh Girl”, en donde muestra fragilidad emocional… mis manos tiemblan, mi mente está seca… Corte que hace convivir el rock garajero, el glam rock de T. Rex y la new wave con riff robótico. La canción se hace larga.

“Got The Power”… me vengo abajo y necesito energía… A vueltas con la actitud. Bullicioso estribillo y destacado bajo en un corte rock al estilo KISS o los Rolling Stones de los 70, época “It’s Only Rock And Roll” o “Goats Head Soup”.

Fuzz, sintetizador, “Skin-Tight Boogie”, descripción de una mujer sexy… todo el mundo quiere coger mi mano… Tuesday Cross en conversación con Hughes. Apreciables arreglos que combinan en tempo lento y con equilibrio el blues rock con el psicogaraje y el funk.

“The Deuce”, con huellas de la Creedence Clearwater Revival y del rock garajero 60’s, es un pegadizo tema que festeja de nuevo la actitud rock en ambientes lúdicos.

“Save A Prayer” es una versión de un temazo de Duran Duran en una adaptación muy plausible. Uno de los mejores momentos del disco que capta el estilo y la atmósfera del original.

“The Reverend” finaliza el álbum, rock garajero rápido, sucio, machacón. Esto es rock’n’roll y nunca nadie podrá jamás acabar con él.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Eagles Of Death Metal