• Por Javier Platas

El segundo trabajo de Tom Petty y los Heartbreakers continuó las pautas de su debut, música llena de energía que bebe de las fuentes tradicionales del rock’n’roll y el blues americano, desde una apariencia power-pop y alma de rock garajero.

La fórmula es la misma, repiques guitarreros de los Byrds, algunos riffs con reminiscencias Who, ecos de Bruce Springsteen, algunas melodías conseguidas y buen trabajo en la producción. Ese formulismo deriva en un disco de sólido rock, pero sin demasiadas sorpresas en su construcción.

El LP rebota en la temática del dolor y la melancolía provocada por los conflictos sentimentales, junto a pasajes evocativos de ligoteo, algún mensaje antidroga y exaltación del rock’n’roll.

La extraordinaria “I Need To Know”, con un vibrante riff a lo Pete Townshend, es lo mejor de un disco que contiene otras pequeñas grandes piezas como la inicial “When The Time Comes”, también con un inicio bastante deudor de los Who; la hermosa “Magnolia”, de estupenda melodía y estribillo pegadizo; la byrdsiana “Listen To Her Heart” o la simpática y contagiosa “Baby’s a Rock’n’Roller”.

Con el tiempo, Petty maduró como compositor, añadiendo a su empuje y pujanza rítmica mayores texturas y varianzas sónicas y logrando obras mayores como “Wildflowers”, “Echo” o el infravalorado “She’s The One”.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Tom Petty & The Heartbreakers

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:4    Promedio:3.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar