• Por AlohaCriticón

john gilbertJOHN GILBERT

(1895-1936)

Medía 1’80.

Uno de los actores más populares del cine mudo fue John Gilbert (cuyo nombre real era el de John Cecil Pringle), nacido el 10 de julio de 1895 (otras fuentes citan 1899) en Logan, ciudad del estado de Utha (Estados Unidos). Su padre era un intérprete de comedia que trabajaba en la Pringle Stock Company.

Con este antecedente artístico, a Gilbert no le costó demasiado debutar en Hollywood.

A partir de 1916 y hasta 1920 fue apareciendo en multitud de títulos cinematográficos, comenzando por breves papeles hasta lograr un elevado estatus que le proporcionó la oportunidad de compartir reparto al lado de grandes estrellas, como la “Novia de América” Mary Pickford en “Heart O’ The Hills” (1919), película dirigida por Sidney Franklin.

En 1917 se casó con Olivia Burwell, con quien convivió hasta el año 1922.

Por esa época John Gilbert fue contratado por los estudios de la 20Th Century Fox, destacando en títulos como “El Conde de Montecristo” (1922) de Emmett J. Flynn o “Arabian Love” (1922) de Jerome Storm.

Debutó como director con la grabación de la película “Love’s Penalty” (1921), y también ocupó labores de guionista en algunos títulos a comienzos de los felices años 20.

En 1923 contrajo matrimonio con la actriz Leatrice Joy, con la que estuvo casado escasamente un año.

Con Leatrice, Gilbert apareció en cuatro películas, entre ellas “Wedlock” (1918) y “Ladies Must Live” (1921).

Su salto al estrellato se produjo tras firmar con la Metro Goldwyn Mayer en 1924, y protagonizar su película más importante, “El Gran Desfile” (1925), un gran clásico dirigido por King Vidor que co-protagonizó Renée Adorée.

Otros títulos destacados en este período, que ayudaron a convertir a John Gilbert en una estrella equiparable a Rodolfo Valentino, fueron “He Who Gets Slapped” (1924), que co-protagonizó junto a Lon Chaney y Norma Shearer bajo la dirección de Victor Seastrom, “La Viuda Alegre” (1925), un título dirigido por Erich Von Stroheim que contaba con el protagonismo femenino de Mae Murray, y varias películas que co-protagonizó junto a su adorada Greta Garbo, “El Demonio y La Carne” (1927) y “La mujer ligera” (1928), ambas de Clarence Brown, o la versión muda de “Ana Karenina” (1927) que dirigió Edmund Goulding (titulada “Love” en versión original) y que presentaba a la actriz sueca en un personaje que volvió a repetir en 1935 al lado de Fredric March con Clarence Brown como director.

Gilbert, enamorado perdidamente de Greta, mantuvo un romance con la divina actriz que duró poco debido a las tendencias lesbianas de la protagonista de “Ninotchka”.

En 1929 se casó con Ina Claire, actriz de corta filmografía que curiosamente apareció junto a Greta Garbo en la película “Ninotchka” de Ernst Lubitsch. En 1931 se separaron.

La carrera de John Gilbert como actor cayó en picado cuando llegó el cine sonoro, pues su voz aflautada no se correspondía con su imagen de galán cinematográfico.

Esta característica, no tan acusada como exageraron los medios de la época, conllevó asimismo un declive anímico y físico acrecentado por el alcoholismo.

Su mejor película en el período sonoro fue “La Reina Cristina de Suecia” (1933), un film de Rouben Mamoulian en el que volvió a compartir protagonismo con Greta Garbo. Un año después abandonó el cine.

Su última esposa fue la también actriz Virginia Bruce, con quien estuvo casado entre 1932 y 1934 y con quien compartió el rodaje de “Downstairs” (1932).

John Gilbert falleció a causa de un infarto el 9 de enero de 1936 en la ciudad de Los Angeles. Tenía 40 años.

Películas criticadas

La Reina Cristina de Suecia (1933)



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies