• Por AlohaCriticón

RIGOBERTO PICAPORTE, SOLTERÓN DE MUCHO PORTE

Esta historieta, una de las primeras creadas por el fenomenal Segura en la époc a gloriosa de Editorial Bruguera cuenta la odisea de Rigoberto, un añoso solterón de bigote y escaso pelo, para intentar casarse con su novia de toda la vida, Curruquita, siempre acompañada de su estirada madre, la Mamuchi. ¡Qué feliz sería si las mandase a tomar viento fresco!.

Con el pobre Rigoberto vive su cotilla criada, apareciendo también en ocasiones un travieso sobrinete.

LOS SEÑORES DE ALCORCÓN Y EL HOLGAZÁN DE PEPÓN

Un matrimonio joven se casa y tiene que soportar la presencia del hijo de la esposa, un simpático gorrón y vividor, pitillo siempre en boca y con querencia al tumbing, que no da palo al agua y que termina desesperando a Arturito, el cabeza de familia harto de los tejemanejes de su cuñado, de los que muchas veces intenta aprovecharse de manera egoísta.

¡Cómo para desearle al Picaporte que se case y aguante, como Arturito al Pepón, a la Mamuchi!. O…¿Quién aguanta a quién?.

Años después Segura idearía una historieta similar, “Los Muchamarcha’s”, pero ahora el vividor en vez de llamarse Pepón se llama Keké. La verdad es que resultan tan divertida como la primera.

LA PANDA

Historias autoconclusivas con el protagonismo de un grupo de estudiantes universitarios (los que podrían ser hijos de los casados tras la etapa de solterón) compuesto por Poli, Antón, Músculos, más conocido como “Mus”, Johnny, Margie y Lupita. Es decir, las aventuras y desventuras de un grupo de jóvenes en una localidad costera que más tarde remedaría en parte la serie televisiva “Verano Azul”.

Vicisitudes llenas de humor en la interacción del conjunto de jóvenes (y, en ocasiones, con sus familias) con especial significación para el protagonismo principal de Poli, el inteligente del sexteto y detonador de muchas de las trmas, y “Mus”, atlético, snob y egocéntrico, de familia adinerada y con un flamante “mini”, quien casi siempre termina un tanto perjudicado las ágiles historietas al intentar acaparar la atención de las chicas del grupo, plasmadas en el papel con la estilización tan característica en el dibujo femenino de Segura.

Al margen de “La Panda” y con el mismo concepto de grupos de amiguetes (con diferentes edades y mezclas de las mismas, y parecidas historias, siempre frescas y divertidas) crearía títulos como “La Alegre Pandilla” o “La Panda Pop”.

Ir a la biografía ViajeLiterario-AlohaCriticón de Segura


Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies