• Por Marta Canacci

ferdinand-cartel-espanolDirección: Carlos Saldanha.
Intérpretes: Película de animación.

Película basada en libros de Robert Lawson y Munro Leaf (“El Cuento De Ferdinando”, Editorial Puffin Books). Con guión de Robert L. Baird (“Monstruos S. A.”, “Monstruos University”), Brad Copeland (“Cerdos Salvajes, Con Un Par… De Ruedas”, “El Oso Yogui”) y Tim Federle. Producción Blue Sky Studios.

Sinopsis

Ferdinand es un toro que prefiere vivir tranquilo, oliendo flores y evitando la pelea. Tras escapar de la finca “Casa Del Toro”, Ferdinand es criado alejado de los otros toros por Nina y su padre, hasta que provoca de manera accidental graves incidentes en la Fiesta de las Flores, y es devuelto a la finca para ser preparado para el toreo.

Crítica

ferdinand-foto-criticaPelícula de animación con el protagonismo de un toro bravo de buen corazón que vive en una finca de ganado junto a otros toros, cada uno con sus particularidades físicas y “psicológicas”; todos ellos, menos el protagonista, esperando a ser elegidos para ser lidiados en la plaza.

Conocemos a Ferdinand desde que es ternero hasta que se convierte en un toro enorme en un escenario lejano a su primer entorno, cuidado en un espacio rural, bucólico, por una niña y su padre, haciendo amistad con un perro gruñón, y disfrutando en paz del aroma de las flores. Ferdinand, sin embargo, volverá a su lugar de partida enfrentado a sus antiguos compañeros, Valiente, Guapo… y a la espera de ser llevado a la plaza para enfrentarse al divo del toreo, “El Primero”, con la ayuda de la cabra Lupe.

La película, basada en libros infantiles de Munro Leaf, no deja de ser la historia tierna de un inadaptado fiel a sus principios luchando contra un “destino” aciago impuesto por otros. La imagen amable y antropomorfa que subvierte su naturaleza de bestia para hacernos comprender a alguien más allá de su “físico” es utilizada para un mensaje básico pacifista e individualista, más que antitaurino.

ferdinand-fotos-animacionEl humor no funciona en muchas ocasiones, con personajes secundarios de escasa incidencia en la trama o sin la simpatía que se les presume; y la historia es sencilla pero con momentos destacados, muy dinámicos aunque predecibles en sus efectos, tanto en el espacio rural, en especial el estropicio formado por Ferdinand en el pueblo en fiesta; como en la urbe, con secuencias que recrean la ciudad de Madrid. Tampoco la relación entre la niña y el toro exprime con imaginación su potencial emocional.

A pesar de ello, se trata de una película entretenida, que gustará a los más pequeños, con un personaje central que aúna dulzura, carácter y determinación.

Fichas en AlohaCriticón

Carlos Saldanha
Miguel Ángel Silvestre