• Por AlohaCriticón

EL AUTOR, EL AUTOR

En esta novela David Lodge, autor de gemas como “La caída del museo británico” o “El mundo es un pañuelo”, nos inmiscuye con la lectura de su última entrega en un período convulso para Henry James, el escritor neoyorquino afincado en Inglaterra que en el último período del siglo XIX sufrió una grave crisis comercial e intentó dejar la novela y lanzarse, con objetivo meramente lucrativo, como autor teatral. Tal estrategia no le sirvió de mucho ya que con el fracasado estreno de “Guy Domville” sufrió una de sus máximas humillaciones personales, siendo abucheado y vejado por el público.

El libro, centrado básicamente en la amistad y rivalidad profesional entre James y George Du Maurier (sin olvidar su ligazón con Constance Fenimore Woolson), pone de manifiesto la zozobra del autor en busca de una equivocada salida a una mengua en ventas al pervertir su perspectiva artística su en pos de conseguir el triunfo comercial acercándose a la moda del momento. Las consecuencias pueden ser nefastas.

Aunque le sobran algunos anacronismos en la mixtura entre aspectos fabulados con hechos reales, y el dibujo del personaje no deja de resultar superfluo con demasiado acomodado a las claves de caracteres tradicionales del agudo y recomendable Lodge, esta novela recrea satisfactoriamente el sentir de un escritor en la ardua busca de regeneración artística en una trama con narraciones en flashback y excelente plasmación de muy diversos escenarios ingleses.

A través de sus páginas se abordan temas como la fama, la fortuna, la creación, los celos profesionales, el fracaso en contraste con el éxito ajeno y la reinvención personal como espejo de un período finisecular de cambios socioculturales.

Ir a su biografía

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:4    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar