• Por Antonio Méndez

Los adrenalíticos trallazos guitarreros que expulsa Angus Young con sus riffs, la estridente vocalidad de un insurrecto, provocador, desdeñoso Bon Scott, y la pujanza rítmica de Malcolm Young, Mark Evans y Phil Rudd producen un ardiente hard rock que evoca la forma de vida y estigmas del más directo rock’n’roll.

La visceralidad de AC/DC es palpable en latigazos de rebeldía, descaro y turbulencia encontrados en temas como “It’s a Long Way To The Top” (¡¡vaya demoledor comienzo de un álbum!!), “Rock’n’roll Singer”, “Live Wire”, “T.N.T.”, “Can I Sit Next To You Girl” “She’s Got Balls” o “High Voltage”, piezas maestras de elevado dispendio hormonal.

Su herencia blues se percibe en “The Jack” y “Little Lover”, otras excelentes composiciones del conjunto australiano que presentaban, bajo producción de los ex Easybeats George Young (hermano de Angus y Malcolm) y Harry Vanda, su primer y esencial LP publicado fuera de Australia, que no era más que un compendio de dos discos grandes aparecidos en las antípodas, “High Voltage” y “TNT”. A disfrutarlo.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de AC/DC

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:54    Promedio:4.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar