• Por Antonio Méndez

neil-young-barn-disco-albumCrítica

En las Montañas Rocosas de Colorado grabó Neil Young con los Crazy Horse este disco, “Barn”, un álbum muy lejos de sus mejores obras.

Vamos a repasarlo.

Se abre con “Song Of The Seasons”, una pieza lenta folk de seis minutos con Neil en la armónica y Nils Lofgren en el acordeón.
Tranquila, en el texto vincula amor y naturaleza… junto al lago, tus cabellos…
Genérica, se deja escuchar.




neil-young-crazy-horse-barn-2021-critica-reviewLas guitarras crudas de Young con los Crazy Horse a lo “Zuma” suenan en “Heading West”, corte eléctrico en un pasable medio tiempo con Lofgren en el piano.
Recuerdos infantiles, buenos y viejos tiempos.

En “Change Ain’t Never Come” trata conspiraciones, mafias que pretende destrozar el mundo, libertad, gobiernos… en tempo lento y sonidos blues honky tonk, con Neil en piano y armónica.
Más formulismo, ahora con fondo político.


“Canerican”, neologismo que fusiona canadiense y estadounidense (american), es un corte autobiográfico… vine al sur a formar un grupo… con las guitarras sucias de Neil y Nils rugiendo en armonía y coros pomposos en el estribillo.
Repetitiva, de fácil canto.

“Shape Of You”, cambiaste mi vida, tus formas… se supone que Daryl Hannah
Relleno blues-folk.



Atmósfera de pérdida, de melancolía, en uno de los mejores cortes del disco, “They Might Be Lost”, balada con espera… estoy en el porche esperando a los chicos que vengan en el camión…

Más guitarreo áspero en la pieza eléctrica en medio tiempo “Human Race”, tópicos salvaplanetas para salvar humanos con coros en armonía de Billy Talbot, Ralph Molina y Nils Lofgren acentuando el mensaje.

Un piano en la intro de la melódica “Tumblin’ Through The Years”, con Neil de nuevo con Daryl en mente… esta vida es complicada, menos mal que estás tu…
Sencilla, resultona, con un buen outro.


“Welcome Back” retoma el duelo eléctrico de Neil y Nils con fluidos rasgueos y punteos blues… apaga el ordenador, sal y mira, estrellas en el cielo…
Dura ocho minutos. Se hace larga.

El cierre es otro relleno.
“Don’t Forget Love”.
Expresión dulzona, letra simple y repetitiva, amorosa.
Ante los malos momentos, no olvides el amor.
Paz y amor. En plan mantra.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar