• Por Antonio Méndez

surfer blood astrocoast disco album critica review portada coverCrítica

“Astrocoast” es el debut de Surfer Blood, un grupo con influencias diversas que van del surf rock instrumental de comienzos de los años 60 al post-punk británico pasando por la psicodelia, el noise pop o el power pop, recordando en muchas ocasiones a The Shins o a Weezer.

El disco se abre con “Floating Vibes”, medio tiempo con reflexiones sobre vueltas de pareja con trazos surf, psicodélicos y noise pop. Se escuchan guitarras fuzz, sonidos angulares, armonías vocales, aplausos… Como se dijo anteriormente, esto suena a un híbrido entre los Shins y Weezer.

surfer-blood-critica-foto“Swim” es otro medio tiempo. Reverb y deudas con la new wave y el post-punk tipo Talk Talk sobre esencias guitarreras de arena rock con algún punteo folk rock en un break instrumental.

Sigue los medios tiempos en “Take It Easy”. Hacen sonar punteos acuosos surf con arreglos con aires latinos-caribeños. Muy tropical este tema en el que el cantante sueña con volver a ver a su amada mientras escucha su canción en la radio.

“Harmonix” es otro medio tiempo y uno de los más logrados. Si antes soñaba con la moza ahora le dice que no espere por él. Uso del falsete en énfasis emocional para este corte psicodélico con resonancias de Built To Spill y The Shins.

“Neighbour Riffs” es un instrumental con cruce entre los Cure y el surf de los 60 con de nuevo sonidos latinos, algo que se repite, en especial en la percusión, en “Twin Peaks”, canción con referencias a David Lynch en la que suenan dinámicas guitarras, voz con eco y soleadas líneas de guitarras surf. Podría ser un tema desechado del “Surfer Rosa” de los Pixies.

En “Fast Jabroni”, el tema más rítmico del álbum, vuelve la distorsión guitarrera sobre un muro de sonido boogie-pop-punk. Mezcla la new wave con los referidos Built to Spill de Doug Martsch.

“Slow Jabroni” es un largo y cansino tema que tiene cierto toque oriental y combinación entre sonidos acústicos y eléctricos con fuzz. Posee ecos de Weezer sobre un texto de esperas en una relación de pareja.

El noise pop “Anchorage” desentumece la somnolencia previa con un pasable corte que vuelve a recordar a los Shins, y “Catholic Pagans” cierra el álbum con una nota de humor sobre un hombre de vida perdida que cambia sus modos y maneras cuando se enamora. La influencia de Weezer es evidente en este último tema.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:7    Promedio:3.4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar