• Por Antonio Méndez

the b52 funplex

Aunque desde “Good Stuff” del año 1992 los B-52’s parecían extintos con alguna vuelta que otra para grabar algún tema suelto, ha sido en el año 2008 cuando se han decidido a editar su octavo disco en estudio: “Funplex”.

El álbum, con producción de Steve Osborne, contiene el ambiente festivo de los B-52’s de siempre, que nos permite disfrutar con melodías y estribillos adictivos, arreglos originales, ritmos festivos, combinaciones vocales masculino-femeninas, textos que festejan el hedonismo y la diversión…

En el comienzo de “Pump” se aprecia los sonidos electrónicos que buscaban con el apoyo de Osborne, previos a la entrada de unos afilados riffs guitarreros como prólogo y respuestas a las estrofas con Cindy Wilson, antes del estallido del estribillo con armonías de Kate Pierson y la arrebatada voz de Fred Schneider, remachando en coros el título del tema para retomar la melodía de la estrofa y dar paso de nuevo a sus compañeras. Es una gran canción con las constantes de baile y diversión del grupo.

“Pump” es una de las mejores piezas de un álbum en donde también suenan canciones como “Hot Corner”, que gustará a los que escuchen asiduamente a los Southern Culture on the Skids (grupo influenciado por los propios B-52’s); “Ultraviolet”, tema con un buen riff guitarrero garajero, dinámica línea de bajo e interesantes transiciones melódicas; o “Juliet of The Spirits”, por el título un homenaje a Federico Fellini y Giuletta Massina en el que invitan a una mujer a olvidarse de su mal momento, despreocuparse de represiones y disfrutar del momento.

Este “Juliet of Spirits” posee una atmósfera ensoñadora electro-disco-psicodélica y sugerentes armonías vocales de Kate y Cindy. A Giorgio Moroder no le disgustaría el tema.

El título que bautiza el álbum, “Funplex”, remacha la búsqueda de hedonismo con guiños a Russ Meyer y de nuevo vuelve a hacernos vibrar con su espléndido riff distorsionado garajero antes del empleo de una rebotante sección rítmica. Gran single pop con la magnífica y característica combinación vocal del trío.

“Eyes Wide Open” es un corte dance electro-pop con notable sentido del ritmo, la atmósfera y la melodía. Rasgos óptimos del grupo que ya conocíamos de sobra.

Los sonidos electrónicos, con alguna resonancia de Kraftwerk, vuelven a ser parte importante en “Love in the Year 3000”, historia de amor y sexo futurista-galáctica propicia al baile discotequero y con riffs guitarreros adornando la base electro-pop.

“Deviant Integrident” es un corte pop-rock que no dice demasiado, y“Too Much To Think About” se abre con otro de esos riffs incisivos del grupo pero su progreso resulta, con puente más Blondie que B-52’s, un tanto convencional para lo que se espera del grupo.

El electro-pop colorista retorna con “Dancing Now”, despreocupación escapista con una adhesiva línea de sintetizador y un estupendo estribillo, y el disco termina con “Keep This Party Going”, título significativo de la esencia lúdica de esta entrañable y animosa banda de Athens.

Ir a la biografía de The B-52’s

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:7    Promedio:3.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar