• Por AlohaCriticón

blondielinesEl tercer LP del grupo Blondie, “Parallel Lines” (1978), álbum editado en Chrysalis con producción de Mike Chapman (famoso por su asociación glam pop con Nicky Chinn para gente como Mud o Sweet), obtuvo los mejores resultados comerciales de la banda new wave neoyorquina convirtiendo a la rubia Debbie Harry en una estrella pop.

Chrysalis reedita este sobresaliente disco con sonidos new wave, power pop y disco que hace sonar éxitos como…

“Heart Of Glass”, tema compuesto por el guitarrista Chris Stein y Deborah Harry, quien rompe una relación harta de su expareja… once I had a love and it was divine, soon found out I was losing my mind… con claras influencias de los trabajos disco de Giorgio Moroder para Donna Summer y de los Bee Gees del período.

“Sunday Girl”, estupenda melodía con ascendencias de los grupos 60’s de chicas de Phil Spector que fue compuesta por Stein con centro en un personaje femenino cuya pareja le es infiel con otra.

“One Way Or Another”, rítmica canción sobre un acosador (o acosadora)… I will drive past your house and if the lights are all down I’ll see who’s around… co-escrita por Debbie (quien parece que se acordó de un exnovio) y el bajista Nigel Harrison que logra a la perfección su objetivo de persecución obsesiva.

“Hanging On The Telephone”, versión de la banda power pop The Nerves, o “I’m Gonna Love You Too”, adaptación de un tema original de Buddy Holly.

Te puede interesar