• Por AlohaCriticón

dan duryea

DAN DURYEA

(1907-1968)

Medía 1’85.

Dan Duryea nació el 23 de enero de 1907 en Nueva York (Estados Unidos). Estudió en la Universidad de Cornell, en donde también comenzó a representar sus primeras obras teatrales.

Poco después de concluir sus estudios trabajó en el sector publicitario para reconducir finalmente su futuro profesional como intérprete en los escenarios de Broadway.

Después de la buena acogida que Duryea obtuvo entre el público y la crítica por su actuación en “La Loba” de Lillian Hellman, el actor neoyorquino dirigió sus pasos hacia Hollywood para representar el mismo personaje de la citada función en una adaptación dirigida por William Wyler en el año 1941 con el protagonismo de Bette Davis.

En la Meca del cine fue reconocido por sus espléndidas interpretaciones de personajes malévolos y despiadados, carentes de sentimientos, en ocasiones amorales y con un gran poder de atracción, características psicológicas que paradójicamente no concordaban con la realidad, ya que Duryea era un hombre afable, fiel y muy hogareño.

El género al que mejor se amoldó fue el cine negro, en el que dejó caracterizaciones extraordinarias.

Su forma de mirar, de hablar, de reír, el manejo que ejercía sobre las protagonistas femeninas, o sus propios andares constituyeron un modelo para los futuros canallas de la gran pantalla.

Entre los títulos más destacados de su filmografía están sus colaboraciones con el gran director Fritz Lang y los intérpretes Joan Bennett (la actriz favorita de Duryea) y Edward G. Robinson, como “La Mujer Del Cuadro” (1944) y “Perversidad” (1945). Con Lang también actuó en “El Ministerio Del Miedo” (1944).

Otras películas como “Ángel negro” (1946) de Roy William Neill, “El Abrazo De La Muerte” (1949) de Robert Siodmak, “Too Late For Tears” (1949) de Byron Haskin junto a Lizabeth Scott, “The Underworld Story” (1950) de Cy Endfield o “Murallas De Silencio” (1950), al lado del espléndido actor británico James Mason, son películas que están dotadas de una sugerente atmósfera que ya de por sí mereceren un obligado visionado.

Dan Duryea no sólo intervino en thrillers, ya que pudo ser visto en comedias: “Bola De Fuego” (1940) de Howard Hawks o “White Tie And Tails” (1946) de Charles Barton; en dramas: la citada “La Loba” (1941), “El Orgullo De Los Yanquies” (1942) de Sam Wood, “La Señora Parkington” (1944) dirigida por Tay Garnett o “Un Corazón En Peligro” (1944) junto a Cary Grant; en películas bélicas: “Sahara” (1943) de Zoltan Korda o “Himno De Batalla” (1957) de Douglas Sirk; en westerns: “El Caballero Del Oeste” (1945) junto a Gary Cooper, “El Enmascarado” (1948) de George Sherman o “Winchester 73” (1950) de Anthony Mann; o en films de aventuras: “Bahía Negra” (1953) de Anthony Mann o “El Vuelo Del Fénix” (1966) de Robert Aldrich.

El inolvidable Dan Duryea falleció de cáncer el 8 de Junio de 1968. Tenía 61 años. Un año antes había fallecido su esposa, Helen Bryan, con la que llevaba felizmente casado desde el año 1932. La pareja tuvo dos hijos: Peter (nacido en 1939) y Richard (1942).

Películas criticadas

La Loba (1941)

Bola de fuego (1941)

Perversidad (1945)

Winchester 73 (1950)

Bahía negra (1953)



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies